Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dissabte, 9 de gener de 2010

Cap. 811: Tenerife... "Amic per sempre" (I)

Era el 7 de junio de 1992, mientras en muchas emisoras se escuchaba una rumbita catalana de "Los Manolos", "Amigos para siempre" habia algo que iba a unir a dos clubs lejanos en cuanto a distancia kilometrica, pero unidos por un hecho

Se llegaba a la última jornada con posibilidades en la liga para los dos grandes: Real Madrid y FC Barcelona. Al Madrid le bastaba con un empate. El Barça debía esperar a un milagro. Hubo muchas portadas en aquellos días en los periodicos de ambas ciudades, aqui en Barcelona, se dudaba de la profesionalidad de Agustin (portero), Valdano (entrenador) y de algunos jugadores más cedidos por el Real Madrid por su pasado. En la Capital hablaban de profesionalismo para defender esas dudas.
Y llego el día, el Madrid visitaba el Heliodoro Rodríguez de Tenerife, el Barça por su contra jugaba en casa ante el Athletic de Bilbao. La verdad es que la cosa comenzó mal, el Madrid se adelantaba y a la media hora ganaba por 0-2 con goles de Hierro y Hagi de un lanzamiento genial. Mientras el Barça no conseguía doblegar aquella ferrea defensa vasca.
Pero algo cambio en la historia, algo que lo que lo vivimos nos sorprende aún hoy. Antes de finalizar la primera parte Quique Estebaranz (que luego seria jugador del Barça) marcaba el 2-1, el Barça marcaba en el descuento en el Camp Nou, gol de Stoichkov
Y la historia cambió, y aunque el Real Madrid fue campeón durante 68 min. la suerte estaba echada. Stocihkov sentenciaba en el Camp Nou. El Barça había echo su trabajo, ya solo faltaba que el Tenerife hiciera el suyo.
Y todo cambió en apenas un minuto primero en una jugada desafortunada Rocha marcaba el empate en un autogol, y casi sacar de centrocampo, error de Sanchis que envia un balon a Buyo, y este en vez de conceder saque de esquina, lo que hace es "regalarle" el balon a Pier, que marcaba el tercero

La verdad es que lo que le estaba pasando sobre el césped del Camp Nou esa tarde soleada de junio de 1992. Junto a Carlos Busquets y Ricardo Serna, compartía el pinganillo de una radio por la que seguían el desenlace del partido que jugaban en el Heliodoro Rodríguez López el Tenerife y el Real Madrid. Todos esperaban el desenlace final. El estadio blaugrana a pesar de todo estaba a rebosar, todos esperaban que Garcia de Loza, pitara el final del partido en Tenrife.
Al acabar el partido, el tecnico tinerfeño Valdano, harto de aquellas críticas durante toda la semana solo dijo ante los microfonos mientras se retiraba: "Viva el fútbol límpio", en Barcelona un Cruyff empapado de sudor y cava solo dijo: "Gracias, Tenerife"
Nuestro entrañable vicepresidente Casaus: "Ahora ya me puedo morir tranquilo". Aquella liga, la primera dels "Amics per sempre", la verdad es que fue muy extraña, tan extraña que parece que incluso Stoichkov había firmado un precontrato con el Napoles, y luego decidió seguir cuatro años más. Tan extraña que el Barça fue el primer campeón que ganaba la liga, sin ser lider en ninguna jornada solo en la última... Aquel día jugadores, cuerpo tecnico, directivos pasaron por la "piscina del vestuario"... Y no era para menos