Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

diumenge, 22 de novembre de 2009

Cap. 786: La noche de Sant Artola 'Glorios'

Se puede decir que en aquella eliminatoria entre el Beveren belga y el FC Barcelona descubrió a dos grandes porteros. Y fue esa eliminatoria en que, decididamente, más allá de Artola, el fútbol descubrió a un tal Jean Marie Pfaff, clave en ese Beveren que ganaría la Liga pocas semanas después y que alcanzó la categoría de crack defendiendo durante seis años la portería del Bayern Múnich
La ida se jugo el 11 de abril de 1979, en el Camp Nou

FC Barcelona - KSK Beveren 1-0

Barcelona: Artola, Zuviria, Migueli, Olmo, Albaladejo, Neeskens, Rexach, Heredia (Carrasco), Krankl, Asensi, Martinez.
Beveren: Pfaff, Jaspers, Van Genechten, Buyl (Goerhem), Baecke, Hofkens, Schomberger (Fruyes), Alber, Stevens, Cluytens, Janssens.
Goles: 1-0 Rexach (p)

Pero la historia estaba por escribirse aún. Y aquel 25 de abril de 1979 el Barça encontró el pequeño estadio Freethiel lleno. Y se vio arropado por más de 3.000 cules optimistas acompañando al equipo para defender el escueto 1-0 de la ida y con la esperanza de, diez años después de la triste final de Berna, volver a una final continental en la segunda competición europea de aquellos días. Este partido dio nombre a "Sant Artola Gloriós", usado por Joaquim Maria Puyal en su retransmisión para Radio Barcelona desde Bélgica. Porque aquella noche, el vasco se convirtió en leyenda.
Leyenda porque aquella noche Pello Artola redondeó la mejor actuación recordada, convirtiéndose en una muralla insalvable ante media docena de remates con sabor a gol de Janssens, Albert, Stevens, Cluytens o Schönberger, que siempre encontraron a ese portero vasco tan discutido como recordado para desesperar a los belgas. Es probable que hoy, tres décadas después, Artola siga siendo un nombre maldito en Flandes.

La igualdad no se deshizo hasta el final, cuando un derribo claro de Buyl a Krankl a tres minutos del final desembocó en el lanzamiento de Rexach a la red... y a la guerra de nervios que provocó al sentenciar el árbitro que debía repetirse el lanzamiento por considerar que Charly había hecho una 'paradinha' incorrecta. La imagen de los fotógrafos junto a los futbolistas protestando nos traslada a un pasado lejano, cuando el fútbol era tan distinto, a pesar de ser tan semejante.
Se repitió el lanzamiento, pero esta vez fue Hansi Krankl quien marcaba y el Barça sentenció su pase a la final. La primera Recopa comenzaba su camino hacia el "Museu".

KSK Beveren - FC Barcelona 0-1

Beveren: Pfaff, Jaspers, Van Genetchen (Lisazo), Buyl, Baekce, Hofkens, Schoemberger, Albert, Stevens, Cluytens, Janssens.
Barcelona: Artola, De la Cruz, Migueli, Costas (Olmo), Albaladejo, Neeskens, Sanchez, Heredia (Esteban), Krankl, Asensi, Rexach.
Goles: 0-1 Krankl (p)