Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dissabte, 16 de maig de 2015

Cap. 1807: Piqué, Iniesta y el Ridículo de la "Caverna" (Marca y Futboleros)

En el 2012, Andres Iniesta conseguía el "Premio a Mejor Jugador de Europa" en la gala previa al sorteo de la Champions 2012/13. La "sorpresa" viene dada por las votaciones de los corresponsales designados, un periódico por nación miembro de la UEFA. En un mundo mediático tan polarizado y amarillista esto es un riesgo, pero así son las reglas. En España el “periódico” designado es el "Marca".
Ese mismo diario que había criticado que el premio se lo merecían Xavi o Iniesta en el 2009, y que llevaba años viene pidiendo premios para los jugadores españoles, en virtud de sus logros internacionales. El mismo que había "descalificado", restado valor, vituperado, y criticado de todas las formas posibles los "Balones de Oro" de Leo Messi debido a que a su juicio lo merecía un jugador español.
Aquel día este el Marca, "adalid" de lo español, podía apoyar, por fin, a un nominado español para un premio de prestigio, pero claro el Marca decide darle su voto a Cristiano Ronaldo, que defiende los colores de "su" Madrid.
Es evidente que ellos pueden votar a quien quieran, en eso esta la libertad de voto. El problema es cuando no aceptan la libertad de opinión de los que pueden entrar en su contra en esa opinión...
Pique uno de esos jugadores al que tienen entre ceja y ceja... Publicaba un "twit", solo felicitando al periodista que trabajaba en ese diario



A partir de aqui se comienza una "cruzada" contra el jugador, como si hubiese asesinado al mismisimo Kennedy. En la red, como en el programa Futboleros (Marca TV y acólitos) se desató una oleada de indignación y de repulsa a la expresión de Gerard. Iincluso Marques y esa cuadrilla de "abraza farolas" como diría "Butanito", con esa cara de indignación tan propia de la caverna, tan pueril y falsa como siempre. Aducían que era una votación personal y era la votación particular de su corresponsal. Y que estaba en su derecho, que ellos personalmente se hubiesen decantado por Andrés. Acusaban de igual manera a Gerard de malas maneras y oportunismo con su mensaje. Vamos que la culpa era de Gerard, por esos cuatros pidiendo que se votaran a los jugadores españoles, cuandp esa campaña venía de la propia "Caverna"
Para colmo de la situación, el "Bufón" de la "Caverna" Tomas Roncero, desde su pulpito en "Punto Pelota" (otros de esos "buitres carroñeros" que trabajan para la "Caverna"), trataba de venderle al tío de Iniesta, la idea de que la "Prensa del Madrid" trataba mejor a Andrés que la de Barcelona (se podía comprobar en las votaciones), porque allí no se le quería. Ante la negativa de este a colaborar en esta patraña mediática, ya convertida en bufonada, cambian el tema tan ricamente. Eso si con su cantinela de siempre "todo el mundo sabe que Iniesta es del Madrid". Se puede ser imbécil, no hay problemas con eso, pero no hace falta que nos lo demuestren cada día.

Cap. 1806: 36 años de Basilea (III)

Días antes de disputarse la final, Migueli á sufrió una luxación de clavícula y se daba por segura su ausencia en la finalísima. El propio doctor González Adrio, su médico de confianza, comentó que "en condiciones normales Migueli no podrá jugar, pero su fe y pundonor pueden mover montañas".
Migueli fue incluido en la lista de expedicionarios a pesar de que "Quimet" Rifé, su entrenador, tampoco tenía demasiadas esperanzas de contar con él. Migueli años despues declaraba: "Yo le dije a "Quimet" que estaba seguro de que podría jugar. Y me acuerdo que, una vez alli, le comenté que no había viajado a Suiza para hacer turismo, sino para ayudar al equipo".
Y así fue. Aceptó jugar infiltrado y no sólo fue titular, sino que aguantó induso la prórróga.
Migueli recordaba: "Confieso que lo pasé bastante mal los últimos veinte minutos. Los efectos de la anestesia iban desapareciendo y, al final, casi no podía mover el brazo. Pero valió la pena porque la Recopa fue nuestra". Y reclacó: ·"Es cierto que jugué infiltrado más de una vez y que me han quedado secuelas de algunas lesiones pero no me arrepiento en absoluto. Siempre he intentado darlo todo dentro de un terreno de juego y no he mirado mis intereses personales, sino los del equipo. Es mi forma de ser y nada ni nadie me ha podido cambiar

Cap. 1806: 36 años de Basilea (II)

Basilea aquel día parecía un barrio más de Barcelona debido al desembarco de más de 30.000 aficionados blaugranas. Aquella pacífica invasión supuso un auténtico récord y sirvió para que el barcelonismo ofreciera una auténtica lección de civismo a toda Europa. La caravana estuvo integrada por 300 autocares, tres trenes completos, centenares de vehículos particulares y varios vuelos charters.

Pese al recelo inicial mostrado por los ciudadanos de la pequeña y tranquila ciudad suiza ante una invasión de esta magnitud, la jornada transcurrió sin que se produjera ningún incidente. Todo lo contrario. Los 30.000 aficionados catalanes tomaron las calles de Basilea y las gradas del estadio Saint Jakobs de forma festiva y pacífica. El colorido fue espectacular, gracias a los miles de "senyeres" (que nuevamente ondeaban en el Camp Nou tras la muerte del Dictador) y de banderas blaugrana que se desplegaron.
Tan ejemplar y cívico fue el comportamiento de la afición blaugrana que tras la final tanto el alcalde de Basilea como el ministro de Exteriores suizo enviaron sendas cartas de felicitación al club. Fue una auténtica fiesta pacifica la que protagonizó la caravana barcelonista.

Quienes lo vivieron en directo aquel día en el Saint Jakobs no han podido olvidar todavía aquella mágica experiencia. Dos horas antes del partido las gradas ya estaban repletas de aficionados, que crearon un ambiente inenarrable.
La demanda de entradas superó ampliamente la cuota establecida por la UEFA en un primer momento, aunque el club blaugrana consiguió una buena parte de las que habían sido reservadas para el Fortuna de Düsseldorf y para los aficionados suizos. Eso hizo que los barcelonistas fueran amplia mayoría en las gradas del estadio (30.000 de las 47.000 localidades). Fue uno de los factores que, sin duda, ayudó a decantar la balanza en favor del equipo blaugrana durante la final.

Los aficionados catalanes animaron sin desmayo a sus jugadores durante los 90 minutos de partido, así como en el tiempo extra de la prórroga. Fue una jornada histórica.

Cap. 1806: 36 años de Basilea (I)

El 16 de mayo de 1979 el Barça derrotba en la final de la Recopa al Fortuna de Düsseldorf por 4-3. Para cualquier barcelonista veterano, recordar qué pasó aquella tarde/noche hace 35 años no supone mucho esfuerzo, ya que fue el primer gran título europeo y el primer desplazamiento masivo del barcelonismo.
En las tierras Hans Gamper, y en el estadio de un equipo que el mismo fundaba, el Barça podía hacer historia. En plena transición democrática, las gradas del Saint Jakob Stadium se convirtieron en el símbolo de una nación, que quería demostrar a Europa la importancia que nuestro Club tenía para Catalunya. Después de dos finales europeas perdidas en ciudades suizas, Berna (1961) y Basilea (1969), el Barça volvía a la localidad suiza con más de 30.000 aficionados detrás, que habían viajado en autocares, trenes, aviones... Nunca antes un club había conseguido mover a tanta gente en una final europea de fútbol. Un público familiar, movilizado masivamente bajo el paraguas del sentimiento culé, que dio una muestra de cordura y de civismo.
La tarde/noche se llegaba en unas circunstancias deportivas delicadas, con el equipo en una situación poco sólida en la Liga, al final se terminó en quinta posición, y eliminado en la Copa de España. Por todo ello, el técnico francés Lucien Müller había sido destituido y Joaquim Rifé se había hecho cargo del equipo a media temporada, con la voluntad de imprimir su carácter luchador a los jugadores.

El equipo en aquella final, puso el pundonor y la entrega que le había faltado en muchos partidos de aquella temporada. No debemos olvidar que dos jugadores llegaban con unas circunstancias personales preocupantes: Migueli jugó con una luxación en el hombro e infiltrado y que Krankl lo hizo poco después de que su mujer sufriera un grave accidente de tráfico. Estos son algunos detalles que enaltecen el de esa victoria valor de la victoria y aumentan la épica de un triunfo basado en el sobreesfuerzo y la implicación de los jugadores con el equipo

Cap. 1805: Adios al "Lucho"

Ese encuentro en el Camp Nou, ante el Racing, tuvo un claro protagonista: Luis Enrique Martínez. El capitán barcelonista, de 34 años, jugó de titular y seria su último encuentro como blaugrana en el Camp Nou, dado que su contrato terminaba el 30 de junio y no había renovado.
Cuando llegó en el autocar con el resto de la plantilla, un numeroso grupo de aficionados le esperaban y corearon su nombre. Después se entretuvo firmando multitud de autógrafos antes de entrar en el vestuario. Saltó al terreno de juego y recibió una pequeña sorpresa. 21 niños todos ellos vestidos con camisetas con el número 21, el que ha lucido Luis Enrique, desplegaron una camiseta gigante con ese mismo número y la inscripción: "Luis Enrique, Gracias". Entró en el equipo titular y tuvo dos grandes opciones para despedirse con un tanto. Jugó hasta el minuto 59, lo sustituyó Overmars entre los aplausos de los aficionados.

Cap. 1804: Victoria mínima ante el Racing y supera en la clasificación, al Madrid

La temporada 2003/04, la primera del tamden Joan Laporta y Frank Rijkaard fue una autentica "montaña rusa". Tras una primera vuelta en la que acaba en la septima posición a 15 pts del Madrid y a 16 pts del lider el Valencia. La llegada en el mercado de invierno de Edgard Davids algo cambió en el equipo blaugrana y pudo superar esa crisis institucional. En la jornada 37, el Barça llegaba a la 2ª posición, tras vencer al Racing por 1-0 (16-05-2004). Eso fue debido en parte a las 6 derrotas consecutivas del Madrid de Queiroz, y a cierta relajación del Valencia, que a final ganaba la liga con 5 pts de ventaja

FC Barcelona - Racing Santander 1-0

Barcelona: Víctor Valdés, Reiziger, Puyol, Oleguer, Van Bronckhorst, Xavi, Cocu, Davids (Motta), Luis Enrique (Overmars), Ronaldinho, Saviola (Kluivert).
Santander: Dudu, Moratón (Morán), Casar, Juanma, Ayoze, Cristian Alvarez (Anderson), Diego Mateo, Nafti (Pablo Lago), Afek, Jonathan Valle, Javi Guerrero.
Goles: 1-0, Ronaldinho, de penalty