Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dijous, 3 de maig de 2018

Cap. 4696: La jugada prohibida de Lattek

En 1982, coincidieron durante unos meses Lattek y Maradona en el primer equipo blaugrana. Una de las muchas anécdotas entre entrenador y el mejor jugador de la época, es la que relata que Maradona y Enrique Castro "Quini" practicaban juntos una jugada a pesar de que se lo tenía prohibido su entrenador. 
- "Me acuerdo que en el vestuario, cuenta Maradona, nos poníamos de acuerdo con "Quinocho" y Urruti para practicar una jugada que Lattek nos tenía prohibido hacer, por temor a que nos lesionáramos. Yo le tiraba los centros a Quini y él venía corriendo desde la mitad de la cancha y se tiraba en plancha. Y después yo venía corriendo desde la mitad de la cancha, y él me tiraba los centros a mí, y yo también me tiraba en plancha, al igual que Urruti, y quedábamos todos embarrados"

Cap. 4695: "Nostradamus" Hans Gamper

El 20 de mayo de 1922, el día de la inaguración de Les Corts (70 años después caería la primera Copa de Europa, en el mismo día), Hans Gamper fue interrogado por un periodista en el mismo palco presidencial:
- "Cree que durara mucho este estadio?"
- "Depende de muchas cosas, respondio Gamper... Creo que menos de cincuenta años?
- "Que es lo que le da miedo?"
- "Que el profesionalismo, que todo lo corrompe, nos deshaga de nuestro club"

Si recordamos cuando se inaguro el Camp Nou, veremos que pasaro solo 35 años entre la inaguración de Les Corts y la inaguración del Camp Nou, un 24 de septiembre de 1957 y como vemos en la actualidad ese profesionalismo es lo que ha llevado a muchos clubs a la ruina y la desaparición. Evidentemente habra gente que piense que aún podría llegar a cumplirse esa profecia de Hans Gamper...

Cap. 4694: Mis impuestos lo pago yo!!!

El 9 de mayo de 1981, el prestigioso técnico aleman Udo Lattek fichaba por el FC Barcelona. Latteka había entrenado en Alemania al Bayern de Münich, al Borussi Dormund y al Borrussia Mönchengladbach y tuvo un gesto que lo honra y que pocos lo han hecho en el club blaugrana. Pocos días despues de firmar el contracto, el club blaugrana se ofrecio para pagarle el IRPF de su sueldo, pero Lattek lo rehuso de manera categoricamente: "Los impuestos seran sastifechos por mí". Con esta repuesta dejo con la boca abierta a los directivos que no estaban acostumbrados a gestos de esta manera

Cap. 4693: Carles Sentís i Anfruns [2011] (Politico)

Nace en Barcelona, 9 de diciembre de 1911 - Fallece en Barcelona, 19 de julio de 2011. Estudió Derecho en la Universidad de Barcelona, ampliando posteriormente sus estudios en La Sorbona de París. nició su actividad periodística en los años treinta colaborando con los diarios La Publicitat, L'Instant y La Veu de Catalunya; y en semanarios como Mirador, donde destacó su serie de reportajes sobre el "Transmiserià", los autocares clandestinos que transportaban emigrantes de Murcia y Andalucía hacia Cataluña, en los que viajó haciéndose pasar por uno de ellos, anticipando las modernas técnicas del reporterismo.
Parece ser el primero en utilizar el concepto "la Catalunya real", cosa que hizo en un artículo escrito en La Vanguardia poco después de la ocupación franquista de Barcelona.3 Este concepto, muy usado para distinguir entre los resultados y una supuesta realidad no patente, está inspirado en el concepto esencialista "pays réel", formulado por el francés Charles Maurras.[cita requerida]

Durante la Segunda Guerra Mundial fue corresponsal de guerra de los diarios ABC y La Vanguardia en África y Europa. Asistió a la liberación del campo de concentración nazi de Dachau por parte del ejército estadounidense y a las sesiones de los Juicios de Núremberg. De 1950 a 1953 fue agregado de Prensa en Bruselas y París.
Corresponsal durante algunos años en Nueva York y París, fue director de la agencia EFE en 1963 (posteriormente, presidente del Consejo de Administración de la misma), del diario Tele/eXprés en 1966 y de Radio Barcelona en 1972. Fue decano del Colegio de Periodistas de Catalunya y presidente del Centro Internacional de Prensa de Barcelona. Colaboró en Avui y La Vanguardia, de cuyo consejo de dirección era miembro.
Vinculado al catalanismo moderado durante la Segunda República, fue secretario del consejero de Finanzas de la Generalitat de Cataluña, Martí Esteve, en el gobierno de Lluís Companys (1934). Esteve militaba en Acció Catalana Republicana (partido catalanista de centro-izquierda, entre cuyos dirigentes se encontraba Luis Nicolau d'Olwer), no en Esquerra Republicana de Catalunya, el partido del presidente Companys. Tras la proclamación del Estado catalán en octubre de 1934 por parte de Companys, que se saldó con la detención del gobierno catalán detenido, Carles Sentís fue también encarcelado en el buque prisión Ciudad de Cádiz. Tras su liberación se acercó al entorno periodístico de la Lliga de Francesc Cambó. Tras el alzamiento militar que provocó la Guerra Civil, y el asesinato de numerosos periodistas por parte de pistoleros de la FAI, como Josep Maria Planes, Sentís se escondió y, con la ayuda de su hermano, funcionario de la Generalitat, logró abandonar el país rumbo a Italia, junto con otros periodistas vinculados a la Lliga, como Joan Costa i Deu.

Durante la Guerra Civil formó parte de los servicios de información organizados por Cambó en Francia,​ haciendo informes para él, que nutrieron tanto los medios de comunicación conservadores de todo el mundo que a las mismas tropas franquistas. En enero de 1939 entró en Barcelona junto con las tropas franquistas, publicando poco después en La Vanguardia (entonces La Vanguardia Española) su célebre artículo Finis Cataloniae?, en el que defendía que el franquismo había salvado a Catalunya.​ Tras la ocupación de Madrid, fue uno de los saqueadores de la biblioteca personal de Juan Ramón Jiménez. Sin embargo, en sus memorias, Carles Sentís ha negado tanto ser "espía de Franco" como el episodio sobre el saqueo de la casa madrileña de Juan Ramón Jiménez.​ No obstante, en los textos del propio Juan Ramón referentes al asalto de su casa, reunidos en el libro Guerra en España, se identifica a uno de los expoliadores con las iniciales de C.S. y el apelativo de "joven ratero catalán".

Plenamente alineado con la dictadura franquista (fue secretario personal de Rafael Sánchez Mazas mientras fue ministro sin cartera), se identificó plenamente con los intereses de la nueva realidad política de aquella España calificada como "represora", desprestigiada y necesitada de una nueva imagen internacional. Sentís fue un perfecto embajador del régimen.
A la muerte del dictador, Sentís se unió al nuevo partido del presidente Adolfo Suárez. En el primer gobierno de la monarquía fue designado director general de Coordinación Informativa del Ministerio de Información y Turismo. En 1977 fue elegido diputado por Barcelona en las elecciones generales como candidato de Unión de Centro Democrático (UCD), siendo reelegido en las elecciones generales de 1979. Durante su estancia en el Parlamento fue nombrado vicepresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores. Abandonó el Parlamento español en 1982.
Desde su puesto en Madrid fue uno de los máximos defensores y partidarios del restablecimiento de la Generalitat de Catalunya, contribuyendo activamente al regreso del presidente Josep Tarradellas. En 1977 fue nombrado Consejero sin cartera de la Generalitat de Catalunya provisional, cargo que abandonó en 1980, al constituirse el primer gobierno de Jordi Pujol.

Cap. 4692: Un "anónimo" interno (III)

Aunque parece que a los blaugranas rechazaron el escrito anónimo y juraron que no les afecto. La realidad es que el equipo blaugrana perdió el encuentro 0-2, los dos goles marcados en el primer tiempo. El primero fue de Marsal en el min.35, casualmente poco después de que Ortiz de Mendibil se comiera un penalti dentro del área madridista sobre Eulogio Martínez. Sólo 3 minutos después, Rial sentenciaba el encuentro. Lo más curioso es que el "NO-DO" (Noticiarios y Documentales) interpreto muy suigeneris la protesta del penalti no pitado en el Camp Nou, asegurando que se trataba de "las muestras de entusiasmo por el gol madridista", debieron entender que la pañolada y los gritos eran favorables o las típicas manipuaciones de aquellos de este "noticiero"

FC Barcelona - Real Madrid 0-2
Barcelona: Ramallets, Gensana, Gracia, Brugué, Segarra, Luis Suárez, Bosch, Tejada, Eulogio Martínez, Kubala, Evaristo
Madrid: Juan Alonso, Lesmes II, Santamaría, Marquitos, Kopa, Zárraga, Santisteban, Gento, Rial, Di Stéfano, Marsal
Goles: 0-1 Marsal, 0-2 Rial

Cap. 4692: Un "anónimo" interno (II)

Cap. 4614: Un "anónimo" interno (II) 

Lo sorprendente es que el autor de ese anónimo, demostraba que tenía una memoria excelente, como para recordar la anecdota vivida por sus compañeros Gonzalvo III, Basora o Moreno, que fueron cedidos precisamente al equipo de la Terra Ferma (UD Lleida), el día de los Santos Inocentes de 1955, cuando el equipo ilerdense estaba en el llamado Grupo Norte de la segunda división y evidentemente los aficionados de ambos equipos, pensaron que era la típica inocentada de la prensa en este día tan especial. No siempre se reciben a tres internacionales de golpe y para jugar en la segunda categoría. Lo que pasaba es que el entrenador Ferenc Platko los mantenía apartados del primer equipo y el presidente del Lleida, Josep Servat aprovecho la amistad con Miro-Sans, para llevarselos gratis, porque incluso el equipo blaugrana siguió pagando la ficha del trio... como se ve no es nada nuevo, que el Barça pierda dinero en estas "cesiones"

Cap. 4692: Un "anónimo" interno (I)

El 2 de febrero de 1958, se disputaba el clasico de la liga española, un FC Barcelona - Real Madrid en el nuevo estadio, reciente estrenado del Camp Nou. Pocas hora antes, la plantilla blaugrana estaba concentrada en la cercana ciudad a Barcelona, Caldes de Montbui. Allí se recibió un anónimo bien redactado y que presuntamente lo había escrito uno de los concentrados, a pesar de que eran pocos... Nunca se supo quien lo había escrito. El "documento" llamaba a la rebelión contra los extranjeros del equipo: Ladislao Kubala y Evaristo Maçedo, "que cobraban más y se les complacíaen todos sus caprichos, como por ejemplo, "no asistir a todos los entrenamientos". Una cualidad que no estaba bien vista por los jugadores que habían salido de la cantera. Según recordaba el anónimo, "si los jovenes actuasemos asi, nos postergaban en el banquillo de los suplentes o nos ceden al Lleida, como chatarra"