Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dijous, 9 d’abril de 2020

Cap. 7185: Peña Barcelonista de Móstoles

En el mes de abril del año 2010, un grupo de mostoleños comenzaban a reunirse. Compartían no solo la pasión por los colores del Barça, sino la ilusión de fundar una peña que simbolizase una puerta abierta al barcelonismo en la Comunidad de Madrid y una ventana al mundo culé que no conociese fronteras. En poco menos de un año después, en enero de 2011, se convertían en la Peña Barcelonista de Mostoles, viéndose así culminados varios meses de trabajo e ilusión blaugranas. La Peña esta situada en Avenida de Carlos V 66 (Mostoles)

Cap. 7184: El Grupo Sidonie pudo atropellar a Messi

Según cuenta Marc Ros, vocalista del grupo musical "Sidonie" (junto a Axel Pi, Jesús Senra) tuvieron un "susto" con Messi. Marc Ros, que ha escrito una novela cuenta algunas anécdotas vividas por el grupo, entre ellas la de sus verano en Cádaques (Girona), donde se ambienta la novela. Según cuenta Marc:
- "Volvíamos de tocar con Sidonie en Madrid, girábamos calle Marina para dejar los trastos en la calle Pallars. Y justo en la rotonda de la calle Marina, alguien grito:
- ¡Hostia, para, para! Que matarás a este tío.
Y Axel dijo:
- "Hostia puta, es Messi. ¡Hemos estados a punto de matar a Messi!
Parece ser "Sidonie" estuvo a punto de matar a Messi y nos habríamos perdido algunos de los capítulos más maravillosos de la historia del Barça, cuenta avergonzado Marc Ros.

Cap. 7183: El Camp Nou se une a #YoEmCorono

El 9 de abril de 2020, el club y la Fundación Barça cedían sus instalaciones para el estudio de prevención de contagios por COVID-19. De esta manera el Camp Nou se convertía en un punto de recogida de muestras para un estudio de prevención de nuevos contagios por COVID-19. Oriol Mitjà y Bonaventura Clotet fueron los médicos encargados del estudio además de haber creado la campaña #JoEmCorono o #YoMeCorono.
El estudio dividía a los participantes en un grupo de control y en un grupo de tratamiento. A quienes estaban infectados se les realizaba control domiciliario y se les daba medicación si era necesario y el resto acudían a citas programadas con los investigadores.
Con este estudio, que además de estaba aprobado por el Departamento de Salud de Catalunya y la Agencia Española del Medicamento, también contaba con el aval de la OMS:
- "Si se verifica la validez del tratamiento, se abre una nueva vía para el control de la epidemia", explicaba el Dr. Mitjà. "También supondría un cambio en las medidas de aislamiento y las restricciones de movimiento lo que supondría reducir el impacto económico de la pandemia" añadía el Dr. Oriol Mitjà.

Cap. 7182: Touré Yaya y el "Clásico"

El 8 de abril de 2020, Touré Yaya en una charla virtual organizada por la FIFA, declaraba lo que le llegó a marcar su paso por el FC Barcelona pese a no haber salido de la mejor manera. Cuando le preguntaron qué jugadores eran los mejores según su opinión, no dudo ni un instante:
- "Messi, Henry, Eto'o, Iniesta y Xavi", respondió el africano sin dudar, añadiendo que "en aquella época eran imbatibles".
También recordo el 2-6 en el Bernabeu y opinaba lo suguiente del clásico:
- "Ese encuentro fue icónico, fue ante un gran rival y en su propio campo. Aquel día hicimos fútbol total. Nunca lo olvidaré. El Clásico es mucho más grande. El United siempre fue uno de los grandes de Inglaterra, pero durante muchos años el City no lo fue. Pero el Barça-Madrid es la rivalidad más grande de la historia del fútbol"

Cap. 7181: Los Capitanes Blaugrana vetaron a Riquelme

El 31 de enero de 2003, el equipo blaugrana negociaba con Radomir Antic, tras el cese de Louis Van Gaal. El día de la presentación de Antic ante el vestuario blaugrana, los sentó ante sus taquillas, Antic les fue saludando uno por uno ante la presencia de Joan Gaspart. Al llegar a Riquelme, Antic le dijo que iba a ser clave en la recuperación del equipo.
La alegría de Riquelme duró poco, duro lo que tardaron algunos de los capitanes del primer equipo hablar con el nuevo míster. Le contaron que tras la crisis del 0-3 en casa ante el Sevilla, Riquelme se había borrado de viajar a Mallorca. Allí, sin él, habían ganado 0-4. Ojito, pues, con hacerle jugar. En los primeros cuatro partidos de Liga, Riquelme se quedó en el banquillo. Antic había entendido el mensaje de un vestuario que, entonces, mandaba lo suyo. Como hoy, las "vacas sagradas" tienen el poder y es más fácil no contar con uno, que echar a once