Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

divendres, 24 de juliol de 2009

Cap. 599: Dejan Bodiroga (Basket)

Nacio en Zrenjanin (Serbia) el 2 de marzo de 1973. Ha sido considerado el mejor baloncentista de finales de los '90 y principios del s.XXI. A pesar de ser elegido en segunda ronda de la NBA por Sacramento Kings renuncio acudir a ella. Con sus 2'05 y 110 kg destaca por su gran caracter y polivalencia pudiendo jugar de base o alero y ademas de contribuir en la captura de rebotes. ERa un gran tirador de gran distancia y siempre era el lider de los conjuntos donde jugaba. Ganó las tres ligas más importantes de Europa: Italia, Grecia y España. Y conquisto tres veces consecutivas la Euroliga: 2 con el Panathinaikos y una con el Barça. En su primera campaña gano el "triplete" al proclamarse campeón de la Liga, Copa de España y la Euroliga y consiguió 2 MVP en apenas tres meses, En la Copa de España y la Euroliga. Volvería a ganar la liga en la temporada 2003/04. Y aunque no ganó la Euroliga entro en el quinteto ideal de la misma competición. Al finalizar esta campaña, se fue a la Virtus de Roma Con la selección de Serbia ha conquistado tres veces el Eurobasket, 2 campeonatos Mundiales y fue plata en los JJOO de Atlanta '96 BO-DI-RO-GA, BO-DI-RO-GA... era el grito que el Palau aún recuerda cada vez que estaba sobre la línea de tiros libres. Con Bodiroga a la cabeza, el Barça conseguiría la única Euroliga. Sin embargo, para el crack serbio ese ya era su tercer título continental... De Bodiroga se decía que en "en las filas de tu equipo es Dios, pero en las del rival... es el mismisimo demonio" En su último partido como baloncestista profesional, los aficionados de la Lottomatica le brindaron un homenaje con una ovación que duró cerca de diez minutos; tributo que sin duda merecía, un jugador que hacia vibrar a sus seguidores con sus “látigos”, fintas y peculiar mecánica de tiro. Había jugadores más rápidos, jugadores con mejor mecánica de tiro, jugadores mas saltarines, jugadores que tenían mas cuerpo, otros que penetraban mejor, él no era perfecto en nada, sin embargo, era el mejor.