Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

diumenge, 23 d’octubre de 2011

El Palau Blaugrana cumple 40 años

Manel Tomàs
El 23 de octubre de 1971, hace 40 años, se inauguró el Palau Blaugrana. Desde entonces, secciones como el baloncesto, balonmano y hockey patines disponen de casa propia.
Fotos: Archivo Seguí – FCB
Fotos: Archivo Seguí – FCB

En el programa electoral de Agustí Montal Costa, candidato a la presidencia del Barça en las elecciones de diciembre de 1969, constaba como uno de los puntos fundamentales la imperiosa necesidad de construir un pabellón deportivo para las secciones del Club, que hasta entonces no disponían de recinto propio y debían disputar los partidos de casa en varias instalaciones de la ciudad de Barcelona. Así, secciones tan importantes como el baloncesto, el balonmano y el hockey patines jugaban “de alquiler” en el Palacio Municipal de Deportes, en el pequeño pabellón del Picadero Jockey Club e incluso en la antigua zona deportiva del Camp Nou (al aire libre).

Un coste de 135 millones
FOTOS_OBRES_CONSTRUCCIx_PALAU307.jpgLos compromisarios depositaron su confianza en Monta, que se puso manos a la obra rápidamente. Las gestiones para financiar la obra dieron como resultado el apoyo de las cajas de ahorros y la concesión por parte de la Delegación Nacional de Deportes de una subvención de 42 millones de pesetas (el coste total acabaría siendo de 135 millones). El 24 de septiembre de 1970 se puso la primera piedra del futuro Palau Blaugrana. Los arquitectos Francesc Cavallé y Josep Soteras fueron los artífices de una edificación que despertó la admiración de todos por su vanguardismo, con una impresionante cúpula y una planta octogonal que facilitaba la visión desde cualquier punto.

Una ceremonia inaugural austera

El 23 de octubre de 1971 fue un gran día para el FC Barcelona y para la ciudad. Ante la presencia de las autoridades y personalidades del momento, a las 13 horas se cortó la simbólica cinta inaugural y a continuación se descubrió una lápida escrita en catalán (toda una deferencia institucional en tiempos de dictadura) en el que se podía leer: “Este Palau Blaugrana, obra del esfuerzo de los socios con la colaboración de la Delegación Nacional de Educación Física y Deportes, es una ofrenda más del Barcelona (sic) a su ciudad”. Después se celebró una ceremonia inaugural sobria y austera, que consistió primero en un desfile de “señoritas ataviadas con el traje regional” (como se pudo leer en la prensa de la época), que llevaban las banderas española, olímpica, catalana, de la ciudad y del FC Barcelona. También desfilaron otras chicas con las banderas de las peñas barcelonistas y representantes de las secciones barcelonistas. La jornada concluyó con unas exhibiciones de gimnasia y judo infantil, y la actuación de varios grupos sardanistas.

El voleibol, el primero en jugar allí

2011-01-23_FCB_ALUSPORT_-_EL_POZO_MURCIA_020.jpgYa por la tarde tuvieron lugar los primeros partidos de competición liguera de la historia del Palau, abriendo primero el fuego, a las 17 horas, el equipo senior de la sección de voleibol, que ganó al CN Badalona por 3-0. Horas después, a las 9 de la noche, fue el turno del balonmano, pero en esta ocasión el Barça no pudo pasar del empate a diez goles contra el BM Granollers, entonces líder de la Liga. Tauré, Morera y De Andrés eran las figuras barcelonistas del momento.

Al día siguiente estrenaron el Palau los equipos de hockey patines y baloncesto. Los primeros consiguieron una sensacional victoria contra el potente Reus Deportiu (5-2). Vila, Chércoles y Villacorta eran los hombres más destacados de un Barça que desde hacía un año estaba dirigido por Josep Llorente. Por su parte, el partido de baloncesto fue el único que no tuvo carácter oficial, ya que fue un amistoso entre el Barça y una selección catalana formada por jugadores del Joventut, del Picadero, del Sant Josep y del Manresa. Los locales se impusieron por 69-65, en un enfrentamiento en el que Aíto, Soler, Flores y los estadounidenses Thomas y Carmichael fueron los jugadores azulgrana más destacados.

Para menos de 6.000 espectadores

El Palau no destacaba por su tamaño. Con una capacidad inicial de sólo 5.696 espectadores (ampliadas a 7.235 en 1994), sus dimensiones eran más bien reducidas, lo que contribuyó a generar la llamada “magia” del Palau, ya que el calor de un público situado muy cerca de la pista genera un ambiente de olla a presión que ha hecho vivir más de una remontada épica. Cuarenta años después, el Palau espera el relevo de una nueva instalación deportiva que acompañe a las secciones en pleno siglo XXI.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Tal día como hoy hace 40 años, tenía recien cumplidos los nueve años, estaba en 3º de EGB y aquello fue un acontecimiento para la Ciudad Condal. Desde entonces hasta hoy he visto ganar muchos títulos a las secciones de club, muchos de ellos en finales épicos en el Palau, donde la mágia del Pabellón, unia al equipo y a los jugadores como un solo brazo... Cuantas veces habremos intentado soplar para crear un "huracan" para que el balon no entrase, o cuantes veces habremos intentado extirar el brazo para empujar el balon hacia la canasta o la red...
Es verdad que como en todo deporte se han vivido alegrias, se han vivido tristezas... Pero el Palau siempre ha contado con el apoyo del publico en esos momentos en que más lo necesitaban.
Ahora que el club parece decidido a construir un nuevo pabellon en la Zona Esportiva Joan Gamper, es cuando pienso que se echara de menos este recinto, en esas trades noches en las cuales se han convertido en 
un templo, en pabellon inexpugnable, donde el equipo resolvia con efectividad cualquier proeza, donde esos dias eran mágicos...
Con 40 años cumplidos el Palau Blaugrana camina lentamente hacia su jubilación y tendremos uno nuevo para adecuarse a las exigencias de la normativa de la Euroliga de baloncesto y para solocionar los problemas de movilidad para las personas deficientes psiquicamente y fisicamente. Según anunció Jordi Moix, el directivo responsable del área de patrimonio del club, el nuevo Palau Blaugrana supondría una inversión de 75 millones de euros y estaría listo para la temporada 2015/16.
Con 44/45 despediremos una de estas joyas del FCBarcelona, veremos como es el tramite y si tendremos esa magia increible que se respiraba en el Palau...

Moltes Felicitats, per el  Palau... per aquest dia