Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dimecres, 6 de maig de 2015

Cap. 1760: Derrota de un Barça sin extranjeros

El 6 de mayo de 1995, el Barcelona jugaba en Riazor. Lesionado Hagi, descartados Stoichkov y Korneiev, Johan prescindió incluso de Koeman, a quien sentó en el banquillo. Hacía más de cuatro años (desde el 16 de febrero de 1991) que no se veía en el Barça, un "once nacional" de inicio. Ese dia era la ida de los octavos de final de la Copa de España (temporada 1990/91) cuando el cuadro blaugrana jugó y perdió en Las Palmas. Sin embargo en la Liga habría que remontarse al 8 de octubre de 1988, cuando el Barça ganaba (0-1) en viejo Atotxa frente a la Real Sociedad, con gol de Julio Salinas

Deportivo La Coruña - FC Barcelona 1-0
Deportivo: Elduayen, Voro, Nando, Ribera, Djukic, Donato, Rekarte, Aldana (Alfredo), Manjarin (Jose Ramon), Fran, Bebeto.
Barcelona: Lopetegi, Ferrer, Sergi, Abelardo, Nadal, Bakero (Arpon), Eskurza, Ivan, Jordi, Roger, Begiristain (Koeman).
Goles: 1-0 Donate (p)

Cap. 1759: Eugeni Serrano dice adios

Eugeni Serrano anunciaba el 6 de mayo de 1994 su retirada de la practica deportiva (handball). Tras haber dedicado 15 de sus 16 años (su primera temporada como profesional la jugó en el BM Granollers) a defender la camiseta del FC Barcelona.
El extremo blaugrana que tenía 33 años, dijo que su decisión había sido muy meditada. "Es lo mejor que puedo hacer, pues ha llegado un momento en mi carrera como deportista en que, ya he hecho todo lo que tenía que hacer"
Serrano, que había permanecido en el dique seco todo el tramo final de la temporada 1993/94, a causa de una lesión de rodilla, comentó que no se marcha triste "porque en todo momento me he sentido un jugador privilegiado. En este club me han tratado siempre muy bien y por ello nunca saldrá de mi boca una queja. He vivido momentos buenos y malos, pero ahora sólo me acuerdo de los primeros" [...] Afirmaba que "su mayor alegría en todas estas temporadas había sido la consecución de la Copa de Europa, en el Palau, porque fue el premio a muchos años de trabajo", mientras que reconoció como golpe más duro de asimilar "no haber formado parte de la selección española que partícipó en los JJOO Barcelona'92"
Eugeni adelantó que se iba a desvincular casi por completo del balonmano. "Voy a seguir trabajando, como lo venía haciendo hasta ahora, en "La Caixa". De momento no tengo el gusanillo típico de todo aquel que deja una actividad"

Cap. 1758: El "adios" de Pep (II)

Pep habló y trató de devolver con palabras parte de ese cariño que esa noche sintió más que nunca. Nada que ver con la fría despedida de aquel 2001, cuando se despedía como jugador para jugar en el Calcio. Esta vez los barcelonistas fuimos justos con uno de los nuestros, como sabemos hacer en las grandes ocasiones. Como aquel lejano 1 de septiembre de 1981, cuando el Camp Nou presento un lleno histórico para homenajear a "Charly" Rexach, o en 1999, para rendir tributo al "Dream Team" y a Johan Cruyff. O cuando Ronnie tuvo esa despedida que no había tenido en si día, en un Gamper donde a pesar de la derrota del AC Milan, Ronnie cogia el trofeo Gamper, como si lo hubiese ganado...
Los jugadores volvieron a mantear a Pep, bailaron su sardana particular al son de "Viva la Vida" (Coldplay) e hicieron el pasillo a su entrenador después de que este se despidiese desde el centro del campo en su instante de comunión más hermoso con un Camp Nou entregado. Más tarde, con el Camp Nou casi a oscuras, salió con su familia para despedirse de su estadi de forma más íntima
Pep en su despedida a su afición comenzó con un escueto: "Gracias y hasta pronto"[...] "Durante cinco años (contando el primero, en el filial) he podido disfrutar del espectáculo de estos chicos. Yo soy como vosotros, un privilegiado de verles jugar, sólo que los veo un poco más cerca"[...] "No sabéis la satisfacción que representa irse a casa con tanto cariño. Doy las gracias a los jugadores por haberlos visto jugar y a vosotros por hacerme sentir tan cerca vuestro" [...]
Haciendo referencia a una de sus primera frases como entrenador del Barça ("abrochaos los cinturones, que nos vamos a divertir"), comentó que: "el cinturón apretaba y me lo he desabrochado, pero vosotros no es necesario que lo hagáis, porque esto sigue y quedáis en las mejores manos" [...] "Os echaré mucho de menos, soy el que más pierde y a mi a mí no me perderéis nunca. Gracias y hasta pronto"

Cap. 1758: El "adios" de Pep (I)

Pep tuvo el 5 de mayo de 2012, la despedida soñada por cualquiera de los anteriores 50 entrenadores que ha tenido el Barça: una grada entregada, el cariño de toda su gente del vestuario y de sus jugadores y una banda sonora que él mismo podría haber elegido: los corazones de la afición blaugrana latieron al son de la música de Lluís Llach, "Que tinguis sort"
Cuando acabo el "derby" ciudadano, sono por los altavoces el himno, antesala de una voz tan familiar como la propia estructura del "Nostre" Estadi: la del infatigable Manel Vich, que agradeció a Guardiola estos cuatro años de éxitos y buen futbol, su voz de agradecimiento tronó el estadi:
"Nos lo has dado todo, como jugador y como entrenador. Nos has hecho muy felices por los éxitos conseguidos y sobre todo por cómo se han conseguido. Has hecho bandera de los valores de nuestro club.
El Barça será siempre tu casa, siempre te llevaremos en el corazón"

Las imágenes por los videomarcadores de algunos de los mejores momentos de las cuatro temporadas de Guardiola desencadenaron el entusiasmo de los casi noventa mil aficionados barcelonista que se quedaron en sus asientos para despedir a Pep y un ciclo extraordinario.
En esos instantes, mientras el Camp Nou se encendía con los recuerdos de un pasado reciente y de los trece títulos, la plantilla, el equipo técnico y todo el vestuario se acercaba a Pep. Antes de comenzar la despedida de Pep, el microfono falló en un momento tan sublime..

Adios, Pep 

Cap. 1757: Iniesta emula a Bakero y Kaiserslautern

El 6 de mayo de 2009, los aficionados del Barça vivimos una de las noches más emocionantes de toda su historia. El equipo disputaba la vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones en Stamford Bridge tras el 0-0 registrado en el Camp Nou. En un duelo durísimo, en el que el Barça no pudo imponer su juego, el Chelsea se adelantó con un gol de tiro lejano de Essien en el minuto 9. Además, el conjunto blaugrana se quedó con un hombre menos en el minuto 66 por expulsión de Abidal.
La eliminatora dada las circuntancias estaba en contra del equipo blaugrana, solo un acto de fe lo llevaría a la gloria y a la final de Roma. En el minuto 92, Xavi abre la jugada a la derecha para Alves, que avanza y centra al segundo palo. La pelota cae a los pies de Eto'o, que no puede controlarla, y Essien, en su intento de rechazarla la cede a Messi. Este conduce por el límite del área hasta que deja el esférico raso a un Iniesta bien posicionado en la frontal. El disparo del "Puto Gusiluz" (su alias en el Crackovia), de primeras, entra por la escuadra izquierda del portero Cech.
Se desató entonces la euforia. Guardiola enloqueció, corrió la banda como un poseso. Iniesta se transformó. Se llenó la boca de gol, perdió su habitual compostura de tranquilad y se sacó la camiseta... Espectacular. Una conquista que, irremediablemente, recordó a la de Bakero en Kaiserslautern: la gloria en el último suspiro, cuando apenas hay vida.
De ese día Iniesta hablo pocos años después de esta manea: "Mi principal recuerdo es cuando entra el balón y todos salimos corriendo. Fue un momento mágico, uno de los más felices de mi carrera. Fue un momento muy especial para mí por vivirlo en primera persona, pero creo que también para muchísima gente fue un día inolvidable. He visto la repetición muchas veces y creo que pasará mucho tiempo hasta que deje de sentir ese cosquilleo"

Una de las anecdotas de aquel día es con Bojan, este le prometió a Iniesta que le daría dos de sus entradas para la final de Roma si marcaba en Stamford Bridge. Iniesta no se olvidó de la apuesta ni siquiera en mitad de la eufórica celebración. En mitad del barullo, Andrés levantó la cabeza para recordarle al hoy futbolista del Stoke City : "Me debes dos entradas", ante la sorpresa del de Linyola

Gol de "Putogusiluz"