Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dimecres, 24 de desembre de 2008

Cap. 279: Algunas anecdotas en la Plaça Sant Jaume...

 El 21 de Mayo de 1992 se celebró a lo grande la consecución de la primera Copa de Europa del club...
- "L'he tocat, l'he tocat"... comentaba una funcionaria de la Generalitat, que quizá no contabilizó las horas extras voluntarias que hizo aquel día para presenciar la llegada del Barca, gritaba emocionada a una compañera su "proeza": le había dado una palmada en la espalda al autor del gol en la final de Wembley, "Tintin" Koeman.
Diana Garrigosa, esposa del Alcalde Maragall comentaba:  
- "Mi esposo estará rabioso en estos momentos" y es que tuvo complicaciones en el vuelo de regreso y Lluis Armet es el que recibie a los campeones como Alcalde en funciones, y comentaba:  
- "El Barcelona ha sido siempre el orgullo de la ciudad. Y quiero felicitar a la entidad no sólo por el magnífico éxito obtenido, sino por el ejemplar comportamiento de sus seguidores, que han dado una lección de civilidad. Quiero felicitar al equipo en la persona de su entrenador, Johan Cruyff, que siempre ha dado muestras de estima al Barca y a Cataluña"
Nicolau Casaus (qepd) asistió silencioso a todos los actos:  
- "Es una culminación en mi trayectoria barcelonista. Algo más grande que lo que hoy estamos viviendo no existe. Tenemos la Copa de Europa. Es un sueño fabuloso".
En el Balcon de la Generalitat como muchas otras veces se escucharon las frases que han quedado grabada en nuestra memoria:
- "Ya somos cien por cien campeones. Visca el Barca y visca Catalunya", dijo Stoichkov. ç
- "A partir de ahora que nos miren y se comparen", afirmó Begiristain. - "Ciutadans de Catalunya, ja la tenim aquí", clamó Guardiola, emulando al President de la Generalitat Tarradellas.  
- "En un momento dado... hemos tardado mucho tiempo, pero la siguiente está en camino", bramó Cruyff.
La culminación fue Laudrup, que tenía una pancarta en danés que decía "Buen trabajo, Michael", y que gritó:  
- "Ni Madrid, ni hostias. ¡Barca!" 
 Y Joan Gaspart cumplio su promesa y se baño en el "gelido" Tamesis, pero una Copa de Europa, bien vale un chapuzon