Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

divendres, 22 de febrer de 2013

Cap.1105: 15 de febrero de 1959

Ese día se realizó 1ª retransmision de tve que se vió en Barcelona: fué un apasionante duelo entre el R.Madrid de Di Stéfano y el Barça de Kubala.
La locución fué a cargo de Matías Prats (Padre claro) y fué seguido por unos 20.000 telespectadores. En aquellos días solo los que más tenían podían tener una tv en su casa, el precio de esta rondaba entre las 15.000 y 25.000 ptas de 1959. El resultado acabó con victoria madrilista por uno a cero, en el partido de ida el barça ganó por un contundente cuatro a cero en el campo de Les Corts.
El Madrid ganó ese partido de la liga 1958/59 pero la liga se la llevaría el Barça, asi como la Copa de España. El equipo estaba entrenado por Helenio Herrera.

Real Madrid - FC Barcelona 1 - 0 (Herrera)

R. Madrid: Dominguez, Marquitos, Santamaria, Miche, Santisteban, Zarraga, Herrera, Kopa, Di Stefano, Puskas, Gento.
Barcelona: Ramallets, Olivella, Rodri, Gracia, Segarra, Gensana, Tejada, Kubala, Evaristo, Suarez, Coll.

Cap. 1104: El Tango de Carlos Gardel al FCB (II)

Según parece, este primer partido fue muy duro y el portero Platko terminó en el hospital con conmoción cerebral. La actuación del portero del Barcelona fue tan meritoria y “heroica” que hasta el poeta Rafael Alberti le compuso un poema:

Oda a Platko
 Nadie se olvida, Platko,
no, nadie, nadie, nadie,
oso rubio de Hungría.

Ni el mar,
que frente a ti saltaba sin poder defenderte.
Ni la lluvia. Ni el viento, que era el que más rugía.

Ni el mar, ni el viento, Platko,
rubio Platko de sangre,
guardameta en el polvo,
pararrayos.

No nadie, nadie, nadie.

Camisetas azules y blancas, sobre el aire.
Camisetas reales,
contrarias, contra ti, volando y arrastrándote.
Platko, Platko lejano,
rubio Platko tronchado,
tigre ardiente en la yerba de otro país.
¡ Tú, llave, Platko, tu llave rota,
llave áurea caída ante el pórtico áureo!

No nadie, nadie, nadie,
nadie se olvida, Platko.

Volvió su espalda al cielo.
Camisetas azules y granas flamearon,
apagadas sin viento.

El mar, vueltos los ojos,
se tumbó y nada dijo.
Sangrando en los ojales,
sangrando por ti, Platko,
por ti, sangre de Hungría,
sin tu sangre, tu impulso, tu parada, tu salto
temieron las insignias.

No nadie, Platko, nadie,
nadie se olvida.

Fue la vuelta del mar.
Fueron diez rápidas banderas
incendiadas sin freno.
Fue la vuelta del viento.
La vuelta al corazón de la esperanza.
Fue tu vuelta.

Azul heróico y grana,
mando el aire en las venas.
Alas, alas celestes y blancas,
rotas alas, combatidas, sin plumas,
escalaron la yerba.

Y el aire tuvo piernas,
tronco, brazos, cabeza.

¡ Y todo por ti, Platko,
rubio Platko de Hungría !

Y en tu honor, por tu vuelta,
porque volviste el pulso perdido a la pelea,
en el arco contrario al viento abrió una brecha.

Nadie, nadie se olvida.

El cielo, el mar, la lluvia lo recuerdan.
Las insignias.
Las doradas insignias, flores de los ojales,
cerradas, por ti abiertas.

No nadie, nadie, nadie,
nadie se olvida, Platko.

Ni el final: tu salida,
oso rubio de sangre,
desmayada bandera en hombros por el campo.

¡ Oh, Platko, Platko, Platko
tú, tan lejos de Hungría !

¿ Qué mar hubiera sido capaz de no llorarte ?
Nadie, nadie se olvida,
no, nadie, nadie, nadie.

Según la leyenda el aparatoso vendaje que lucía el arquero había sido obra de Carlos Gardel, que en el vestuario hizo las veces de improvisado enfermero.
Aquel mismo día, Gardel planificó una gira del Futbol Club Barcelona por Argentina y Uruguay, que llevaría a la entidad azulgrana a enfrentarse a River Plate, Boca Juniors, una selección de jugadores de Rosario, y también a Nacional y Peñarol en Montevideo

La amistad de Carlos Gardel con Samitier hizo que le compusiera un tango; aunque más que una composición fue una nueva versión del tango Patadura, donde se nombra al delantero y a varios jugadores del Barcelona. En efecto, el 15 de diciembre de 1928, Gardel grabaría en París una primera versión de Patadura. Pocos meses más tarde, el 1º de marzo de 1929, Carlos Gardel decide realizar una segunda versión, también grabada en París y con los mismos acompañantes (su trío habitual de guitarras: José Ricardo, Guillermo Barbieri y José Mª Aguilar). Pero en esta versión alternativa cambió los nombres de los futbolistas argentinos y puso en su lugar los de cinco jugadores del Football Club Barcelona: Piera, Sastre, Zamora, "Sami" (Josep Samitier) y Platko.
Los partidos que se disputaron en Buenos Aires fueron un tanto desastrosos ya que, según parece, Carlos Gardel se dedicó a enseñar a sus amigos la "agitada" vida nocturna porteña y, evidentemente, los jugadores se presentaban a los partidos con una importante resaca y en unas condiciones, digamos, poco apropiadas para la realización de cualquier otro deporte que no fuera dormir "la mona".
Era tanta la afición de Gardel por el equipo blaugrana que incluso en la tumba de Carlos Gardel en el Cementerio de La Chacarita dicen que hay un escudo esculpido del “FC Barcelona” dedicado a su memoria.
Carlos Gardel es Socio Honorario de por vida del F.C. Barcelona, y que cuando algún mandatario del Barcelona o alguna sección del equipo va a jugar a la Argentina, siempre hay alguien que asume un compromiso: visitar su mausoleo para dejar un ramo de flores azules y rojas en honor al gran amigo y primer anfitrión en Argentina del nostre club

Cap. 1104: El Tango de Carlos Gardel al FCB (I)

La amistad de Carlos Gardel con varios futbolistas como Samitier, Piera, Platko o Ricardo Zamora, le hacía ser simpatizante del club blaugrana.

(Gardel sentado, junto a Platko en la cama y Samitier en los pies de la misma, tras la final de Copa de España de 1928)

El cantante, apasionado de su caballo Lunático, y forofo del Racing Club de Avellaneda, presenció la final de la Copa del Rey de 1928 en Santander, entre la Real Sociedad y el FC Barcelona. En el partido del día 20 de mayo, cayeron lesionados Platko, Castillo, Perera y Samitier y, tras el encuentro, Gardel les animó la velada. Este partido acabo con empate a 1 entre el FC Barcelona y la Real Sociedad. Solo dos días después se jugaba el desempate y nuevamente empataron. La final se jugaría solo un mes más tarde.
Aquel mismo día (20 de mayo), Gardel planificó una gira del Futbol Club Barcelona por Argentina y Uruguay, que llevaría a la entidad azulgrana a enfrentarse a River Plate, Boca Juniors, una selección de jugadores de Rosario, y también a Nacional y Peñarol en Montevideo. Al término de la gira, Gardel dedica a su amigo Samitier el Tango Sami, con letra de Lito Mas y música de Nicolás Verona.

(Gardel, Aguirrey [fotografo], Smitier)

Patadura (Versión dedicada al FCB)

Lletra de Patadura modificada per Gardel
Piantáte de la cancha, dejále el puesto a otro;
de puro patadura estás siempre en orsay;
jamás cachás pelota, la vas de figurita,
y no servís siquiera para patear un hand.
Querés jugar de forward y ser como lo es Piera
pa'hacer como hace Satre,
de media cancha un gol,
querer hacerle goles al colosal Zamora
y ser, como lo es Sami, el mago del balón.
Chingás a la pelota,
chingás en el cariño,
el corazón de Platko
te falta, che, chambón.
Pateando a la ventura,
no se consiguen goles;
con juego y picardía
se altera el marcador.
Piantáte de la cancha que hacés mala figura
con fouls y brusquedades te pueden lastimar.
Te falta tecnicismo, colgá los piparulos.
De linesman hay puesto, si es que querés jugar.
El juego no es pa' otarios, tenélo por consejo,
hay que saber cortarse y ser buen shoteador
en el arco que cuida la dama de tus sueños,
mi shot de enamorado acaba de hacer gol...
Sacate los aspavientos
vos no tenés más chance,
ya ni tocás pelota,
la vas de puro aubol.
Te pasa así en el campo
de amor, donde jugamos:
mientras corrés la liebre
te ganó un corazón