Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

divendres, 24 d’abril de 2015

Cap. 1714: El partido que no se jugo (II)

La aparición de los diez jugadores del Barça capitaneados por Pep Guardiola fue saludada con una gran ovación, por lo pocos miles de aficionados que estaban en el Estadi. Eran las "diez de últimas" de la postura blauugrana. Se alinearon sobre la banda y permanecieron impávidos hasta la llamada del árbitro al capitán. Hubo un pequeño diálogo entre ambos y la inmediata retirada de los barcelonistas del terreno. Díaz Vega se volcó entonces en explicaciones hacia los jugadores del Atlético, ansiosos de poner punto final al 'show', envuelto en hostilidad hacia ellos por parte de los aficionados.
Poco después desapareció el árbitro, desfiló el equipo rojiblanco y se desperdigaron los aficionados en medio de una pequeña división de opiniones. Desde los que hablaban de "escena antideportiva" hasta los que respaldaban la consecuente postura de autoridad del club blaugrana, ante esta "injusticia" de hacerle jugar no teniendo los jugares para confeccionar, ni si quiera un once títular con 10 jugadores de campo y un portero.
Era el final a dos horas de enigma y tensión de una "muerte anunciada". Para los medios informativos la jornada no había terminado ni mucho menos. Quedaba la aparición de Josep María Antrás, portavoz del club, para explicar la postura de la entidad blaugrana. Esto provoco un terremoto de polémicas en el "puente aéreo". Madrid no entendió la interpretción blaugrana y el Barcelona no se explicaba la tozudez federativa y más siendo los culpables de colocar un partido en una fecha marcada por la FIFA, para concentración de los jugadores con sus respectivas selecciones.

Cap. 1714: El partido que no se jugo (I)

El 25 de abril de 2000 ha sido la noche más surrealista de la historia del Camp Nou. Se abrieron las puertas delestadio, las taquillas, los aparcamientos, se encendió la colosal iluminación y se desperdigaron hasta un millar de aficionados por las gradas, pero no hubo fútbol. Llegó el Atlético con puntualidad y los "restos" de la plantilla blaugrana con cierto desconcierto, pero no hubo fútbol. Había árbitro de lujo, Díaz Vega, y ambiente de morbo, pero no se jugo ese encuientro. Los empleados, miembros de la Cruz Roja, Policía y los típicos vendedores de las tiendas del estadio estaban al pie del cañón, pero no creo que las ventas de ese día fueran de las mejores que han tenido.
El punto de mayor bullicio y efervescencia estaba situado en la sala de Prensa, repleta de periodistas como si de un trascendental partido de la Champions se tratara. Jesús Gil, monopolizaba la atención. El presidente "colchonero" parecía muy conciliador y desalterado. Traspasaba toda la responsabilidad al Barça y eximía a su club de toda culpa. Mientras, la Junta blaugrana permanecía encerrada en el Palco Presidencial. Incluso habían apuestas en torno a si habría o no partido. A las ocho y media, 30 minutos antes de la hora fijada para el encuentro se producen tres sucesos casi simultáneos: los jugadores del Atlético saltaron al césped del Camp Nou para realizar el tradicional calentamiento, los directivos blaugrana, con Josep Lluís Núñez al frente, abandonaron el Palco para dirigirse a los vestuarios e incluso el club facilitó la típica hoja prepartido con las alineaciones de ambos conjuntos. Una hoja histórica puesto que corresponde a un partido que nunca se disputó y a una alineación azulgrana con tan sólo diez jugadores y un portero suplente, Arnau. La "farsa" que quería la RFEF estaba montada, pero querrian disputarla los dos actores principales?

Cap. 1713: "Correr es de Cobardes"

Esta frase corresponde a uno de los mitos del club blaugrana, que se gano el amor y el odio de los aficionados blaugranas de la época. Con él no había termino medio o estaban con el o en contra. Charly ha dejado otras perlas como "Para jugar al fútbol no se debe sufrir. Lo que se hace sufriendono puede salir bien". Para Charly, lo natural no era vaciarse corrieno, sino estar en lugar adecuado en el momento adecuado. Gracias a ello, inclusoCharly puede presumir de poseer un "Trofeo Pichichi", fue en la temporada 1970/71, empatado con Garate (Atletico Madrid) ambos con 17 goles.
La frase "Correr es de cobardes", es como la síntesis de la filosofía del rondo, del juego de toque hasta las últimas consecuencias que tanto éxito han dado al Barça, pero hoy eso ya no es suficiente. Hoy hay que seguir tocándola como los ángeles, pero hacerlo todo a mayor velocidad. Esa lección nos la enseñó, dolorosamente, el Bayern de Heynckes y, desde entonces, el Madrid de Ancelotti, el Atleti de Simeone, el Chelsea de Mourinho o el mismo Bayern de Guardiola que han sumado, a la gran calidad técnica de sus jugadores, un poderío físico imponente.
Desde la llegada de Luis Enrique parece "finiquitado" lo de "correr es de cobardes", slogan de Carles Rexach desde los tiempos de Johan Cruyff (jugador), o los de "corre el balón, no los jugadores", de tiempos más recientes. A veces hay que reciclarse para crecer y tener soluciones para que el "correr no sea de cobardes"

Cap. 1712: Pau Gasol, "rookie" del año

El ala-pívot exblaugrana, el 24 de abril de 2002, se convirtió en el primer europeo que elegido como "Rookie del Año" de la mejor liga del mundo, una distinción que ganaron en su día jugadores como Kareem Abdul-Jabbar, Larry Bird, Michael Jordan y Shaquille O'Neal. Y que ni siquiera alcanzaron figuras de la talla de todo un Magic Johnson.
Era un premio cantado y así se reflejó en las votaciones de los 126 periodistas estadounidenses que participaron en la encuesta. Un total de 117 se decantaron por Gasol, que finalizó a años de luz del resto de debutantes. El segundo, Richard Jefferson (New Jersey), recibió sólo 3 votos, mientras que con 2 acabaron Andrei Kirilenko (Utah), Jason Richardson (Golden State) y Jamaal Tinsley (Indiana)
En total, el ala-pívot de Sant Boi se llevó el 92,85% de los votos, un porcentaje abrumador que sólo ha sido mejorado en 9 de las 49 ediciones anteriores del galardón. Michael Jordan, por ejemplo, recibió un apoyo mucho menos unánime cuando fue elegido en 1985.