Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dijous, 20 de novembre de 2008

Cap. 224. Se constituye una Comisión Gestora

 El 22 de abril de 1939, tres meses después de que el Ejercito Rebelde comandado por el General
Franco entrara en Barcelona, se reunieron en el loca social del club los miembros del que había sido el último Consejo Directivo. Estudiaron la nueva situación y las disposiciones "dictadas" por el Régimen Dictatorial del Generalísimo. Y el 6 de mayo de 1939 se procedió a la constitución de una Comisión Gestora ordenaba por el Regimen Franquista para que llevara las riendas del club, hasta que se eligiera o se impusiera a un presidente
La Comisión Gestora la componían: Joan Soler i Julià (Presidente), Jaume Guardiola (Vicepresidente) y Joan Barguñó (Secretario), amen de estar obligados a inscribir en la Comisión a tres socios afines al movimiento: Antonio Vallés, Agapito Vallmitjana y Manuel Bravo, que pertenecian a la FET y a la JONS. Asimismo se acordó trasladar la sede del club al nº629 de la Gran Via de Les Corts Catalanes, que había sido bautizada como Av. Jose Antonio Primo de Rivera.  La vigilancia a la que fue sometida la entidad fue tan intensa que incluso la policía abrió una ficha específica destinada a espiar las actividades del club blaugrana

 En estas condiciones tan difíciles, Joan Soler intentó seguir una gestión orientada a recuperar los socios perdidos, habían bajado hasta los 3.500, abrir de nuevo el campo de Les Corts, reorganizar el trabajo administrativo y recomponer la plantilla. En este sentido, la política del presidente blaugrana fue reforzar la cantera. Por eso, el primer entrenador después de la guerra fue Josep Planas, un técnico de la casa con grandes conocimientos sobre el fútbol base catalán.
Tras un año de mandato, el Comité Olímpico Español (COI) y el Consejo Nacional de Deportes (CND) decidieron unilateralmente poner fin a la situación que vivia el FC Barcelona y  relevar a Joan Soler, todo ello bajo los auspicios de Santiago Güell. Y el 13 de marzo de 1940, se decide nombrar como presidente a Enrique Piñero, Marques de la Mesa de Asta. Personaje que hasta entonces ni era, ni había sido socio. Se puede decir que no era mi culé precisamente, pero luego se "convirtió" a la nueva "fe", ante las numerosas afrentas que sufría el club y el como presidente de la entidad blaugrana