Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

diumenge, 25 de gener de 2009

Cap. 320: Con Brito llegó el escandalo

Si ya fue escandaloso fue el penali de Guruceta que ha pasado a la historia azulgrana como uno de los "robos" del siglo. No menos escandaloso fue el "error" de Brito, al señalar un penalti inexistente en un Barça - Sevilla. 30-12-1989 Barcelona 
FC Barcelona - FC Sevilla 3 - 4 
Barcelona: Zubizarreta, Rekarte, Serna, Koeman, Milla (Soler), Bakero, Salinas, Eusebio, Laudrup, Roberto, Begiristain (Amor).  
Sevilla: Dassaev, Nando, Martagon (Mino), Diego, Jimenez, Rafa Paz, Bengoechea, Salguero, Andrade (Conte), Polster, Carvajal
Goles: 1-0 Bakero, 1-1 Polster (p), 2-1 Julio Salinas, 3-1 Roberto 3-2 Polster (p), 3-3 Carvajal, 3-4 Conte
 
El error de Brito llego en el min.76 con 3 - 1, Polster se acerca al área y es entonces cuando a un metro del área Serna le entra por detras y por la inercia el jugador austriaco caía dentro del área. A pesar de las protesta de los jugadores azulgranas, Brito no consulto con su ayudante y señalo el punto fatidico. Polster marcaba su segundo gol y segundo de penalti. A partir de ahi, los blaugranas perdieron totalmente el rumbo y en los min.82 y 86 el Sevilla haría dos goles más La indignación en el vestuario azulgrana fue manifiesta y declararian: “En días como hoy te das cuenta de que trabajas en el Barcelona”, afirmó Johan Cruyff al término del partido. “Y quien no lo entienda, que vea las imágenes de televisión”. El entrenador azulgrana aseguró que el árbitro fue decisivo: “Un penalti como éste pone nerviosa a la gete, los jugadores se preguntan ¿qué nos hará ahora el árbitro?, y ya no se puede parar la tensión”. Por su parte, el entrenador sevillista, Vicente Cantatore, afirmó.que “el árbitro no influyó en el resultado: "mi equipo no ganó por un penalti, sino por nuestro excelente segundo tiempo en que hemos desbordado al Barcelona; Yo siempre ignoro por completo al árbitro del partido”. En la Llotja del Camp Nou, nervios y tensión; así, un anonadado Nicolau Casaus afirmaba que “un robo tan descarado no lo he visto en mi vida” y que “la arbitrariedad del árbitro ha hecho un mal terrible al fútbol y al deporte”. Y en los vestuarios varios jugadores increparon a Brito Arceo, mientras el presidente del Sevilla decía que “para mí ha hecho un buen arbitraje; me pareció un claro penalti”. Jornadas después un cochinillo con Brito en el lomo "salto" al terreno de juego. Aquella derrota marcaria aquella liga...