Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dijous, 27 de març de 2014

La conversación secreta entre Messi y Pepe: "Sales en todas las fotos de los goles"

Sport

Acabó el partido y Leo era feliz, ajeno al ruido de los pasos tristes de los miles de aficionados que desfilaban por las gradas del Bernabeu. Ajeno también a la euforia de los seguidores culés. Cogió el balón, era suyo y solo suyo, y se refugió en la intimidad del vestuario. Messi es de los que hablan poco cuando llega la ducha. Pero en las entrañas de Chamartín sintió la necesidad de sumergirse en su móvil y repasar las decenas de mensajes de los privilegiados que poseen su número.
Acababa de besarse el escudo tras marcar el 3-4 y meter de un zurdazo al Barça en el último vagón del tren de la Liga. Entre sus interlocutores, la pregunta más repetida se refería a la conversación que tuvo con Pepe. Transcurría el minuto 78 y el marcador reflejaba un empate a dos. El central se acercó al blaugrana y, durante varios segundos, mantuvo una charla que parecía amistosa. Solo lo parecía, adornada con sonrisas irónicas. Pepe, impotente ante el más grande mientras el balón está en juego, trató de descentrar al '10' con la palabra. Buscó al argentino y lo encontró, pero de la forma que hubiera querido. Leo asume la responsabilidad de lanzar dos penaltis que deciden una Liga como si lo hiciera en el jardín de su casa, así que hay pocas palabras que puedan inquietarlo. Y el mensaje de Pepe no fue una excepción. De hecho, logró el efecto contrario. El defensa blanco hizo el ridículo. Una vez más.
Lo que pasa en el campo, se queda en el campo, pero siempre tiene consecuencias. El portugués quiso vacilar al argentino lanzándole un órdago: “Tú conmigo siempre te cagas”. El mensaje sorprendió por completo al blaugrana por absurdo. La incógnita es saber si Pepe creía sus palabras, lo que sería preocupante por tener una percepción de la realidad distorsionada, o solo fue un intento de asustar a quien no se asusta. Lo más probable es que solo fuera la forma patosa de demostrar el miedo que provoca Leo en el madridismo. Pero el tiro le salió por la culata.
Leo Messi no solo no evitó el choque dialéctico, sino que se llevó la mano a la boca para no dejar en ridículo a su interlocutor y respondió: “¿Pero qué dices? ¡Si siempre te marco y sales en todas las fotos!”. El blaugrana retrató a Pepe con palabras, recordándole que también queda retratado cada vez que su portero recoge el balón del fondo de la red. En el Santiago Bernabéu fueron tres veces. La conversación fue corta, pero duró lo suficiente como para que Leo bajara al portugués de la nube en la que vive instalado. Un futbolista capaz de decir a Messi que se arruga ante su presencia es un futbolista que no ha entendido nada de lo que pasa a su alrededor. Incapaz de reconocer que lo que debía hacer, en lugar de provocar, era agachar la cabeza, sacar un pañuelo limpio del bolsillo y limpiar las botas que estaban a punto de marcar el cuarto gol del Barça en el Santiago Bernabéu. Lo que Pepe debía haber hecho es dar las gracias a Leo por coincidir con él en un terreno de juego y, tras el partido, pedir perdón por sus palabras y solicitar su camiseta para un día explicar a sus hijos que jugó frente al más grande de la historia. Pero el portugués pecó y blasfemó, haciendo el ridículo.
Para el madridista, el día glorioso que Messi besó el escudo tras marcar tres goles en Chamartín fue un día más. Seguramente, el próximo día que se encuentren sobre el césped, Pepe volverá a repetir “tú conmigo te cagas”. Y Leo, cansado de dar la misma lección ante un alumno díscolo y poco atento, ni se molestará a responder. Lo hará, como hizo el domingo, de la misma manera que siempre responde a quienes dudan de él, a quien le provocan, a quienes se atreven a cuestionar su reinado. Leo seguirá llevándose el escudo para besarlo mientras, en segundo o tercer plano, aparece Pepe llorando, siempre retratado.

Pepe con su portugues no supo hacer una frase reflexiva y fácil. Lo que quiso decir es: "Cuando juego contra ti me lo hago encima"
Pepe nuevamente buscaba provocar a un contrario y que este respondiera agresivamente. Pero Messi respondio en el campo, a diferencia de los compañeros de Pepe, que ayer nuevamente se verian perjudicados por Undiano Mallenco, porque nuevamente perdieron y no dieron la talla de equipo grande. Con los grandes de España solo ha conseguido 1 pt de 12 pts posible, eso lo dice todo

El Madrid cae a la tercera plaza

Sport

El Sevilla, muy certero, aprovechó muy bien sus pocas ocasiones con un doblete del colombiano Carlos Bacca, hizo un partido muy completo, sobre todo en defensa, y remontó con el 2-1 en el segundo tiempo el gol inicial de Cristiano Ronaldo enlazando su sexto triunfo en liga por primera vez en toda su historia y acercándose a la 'Champions'.
Definitivamente sin Sergio Ramos, a quien los comités no le quitaron la sanción tras ver la roja en el 'clásico', y sin el argentino Ángel Di María, también sancionado, el Real Madrid llegó a Sevilla más obligado a ganar que nunca en su pugna por el liderato. Los sustituyeron el francés Raphael Varane y Asier Illarramendi, en vez de 'Isco' Alarcón, pues Carlo Ancelotti optó por dar más consistencia al medio campo. La exigencia para los merengues era máxima: no podían ceder un ápice en esa lucha sin cuartel y, además, debían hacer olvidar el palo de la derrota por 3-4 frente al Barça. El Sevilla, con el temor de que las quejas arbitrales del Real tras el 'clásico' le pudieran afectar y sin los lesionados Carriço, Cristóforo y Cheryshev, más la baja de última hora del lateral luso Diogo, salió con Reyes, el croata Rakitic y el bosnio Marko Marin como tridente ofensivo, y arriba el colombiano Bacca, su estilete.
Con los de Unai Emery más precavidos y el Madrid llegando fácil, la primera opción fue un tiro a los 50 segundos del argentino Fazio, pero los de Chamartín pronto hallaron una autopista hasta Beto. Los de Ancelotti, dominadores absolutos en los comienzos, crearon hasta cuatro ocasiones claras: una del galés Bale y por tres veces el francés Karim Benzema, hasta que un minuto antes del primer cuarto de hora su aplastante superioridad les dio sus frutos.
El portugués Cristiano Ronaldo, verdadera 'bestia negra' de los sevillistas, logró el 0-1, su decimosexto gol ante el Sevilla, de falta directa al borde del área, tras desviar el balón Bacca y ponérselo imposible a Beto. Pero los andaluces, aun sin encontrarse nunca cómodos, replicaron a los cinco minutos y en una rápida contra empataron 1-1 con gol de Bacca.
El Sevilla mejoró algo, pero siguió nervioso y muy vulnerable atrás ante un Real Madrid que dominaba la parcela ancha con el croata Modric y, sobre todo, con Illarra y Xabi Alonso, omnipresentes, para buscar la verticalidad de sus puntas de lujo. Con los hispalenses multiplicándose para frenar las embestidas madridistas -sólo tuvieran una ocasión más, de Reyes, antes del descanso-, el Madrid tuvo constancia y rozó el gol en ocasiones de Illarra y Bale, y sobre todo en tres claras de Ronaldo, muy activo. Pero el artillero luso se topó siempre con paradones de su compatriota Beto, en una falta y un fuerte disparo desde el borde del área, y en especial en otro tiro que estrelló en el palo derecho a dos minutos del descanso, quedando el balón botando en la misma línea hasta que lo despejó 'in extremis' Nico Pareja.
El Real Madrid perdonó en exceso en la primera mitad y, tras el descanso, el Sevilla salió con un planteamiento de mayor contención pero sin renunciar a mirar al área del exsevillista Diego López sólo cuando podía, con cuentagotas porque no tuvo más remedio que vaciarse en la presión, pues los de Ancelotti apretaron de lo lindo. A los diez minutos, una internada de Marcelo en el área estuvo muy cerca del 1-2, pero su pase franco a Ronaldo lo salvó Fazio. Los madridistas buscaron el gol de todas las formas, pero no hallaron vías claras, le faltaron ideas ante un Sevilla más sólido, mejor situado y que tiró de orgullo, pero que defendió demasiado atrás.
El Madrid abusó del balón aéreo y los centros al área sin ventaja para sus rematadores. Entró Isco por Illarra para buscar más claridad, pero cuando más apretaba llegó una contra llevada por el croata Iván Rakitic, que dio un genial pase al colombiano Bacca para que marcara el 2-1, su segundo tanto en el choque, a los 72 minutos. Esto trastocó los planes al Real, lo descolocó por completo al verse sin recursos e impotente. Ronaldo sacó su raza a los dos minutos y lo intentó con un tiro cruzado que despejó Beto, inmenso toda la noche, igual que su aguerrida defensa, y el Sevilla, con un fútbol muy intenso y presionante, gozó de algún contragolpe más y aguantó bien los ataques a la desesperada de un desacertado Madrid.

 Ayer también fue culpa de Undiano Mallenco, la derrota. Esto es lo que pasa cuando en vez de intentar solucionar donde esta el problema, los jugadores y el técnico se dedican a llorar.
Ayer nuevamente fur culpa del arbitro! Como se atreve a no pitar penalty fuera del area si ha visto que el Madrid perdía?? No hay derecho! Villarato!! Villarato!!!!!
 Donde estan todos lo que veian campeon al Madrid porque tenian la sensacion de superioridad a Barsa y Atleti,le han faltado el respeto a Simeone y se han olvidado de un tal Messi. La liga es larga, aun quedan ocho jornadas y como dicen en Catalunya: "No es pot dir blat que no sigui al sac, i encara ben lligat" y algunos ya nos daban por descartados antes de jugar en el Bernabeu. Eso si pase lo que pase, el Madrid ha jugado cuatro partidos contra dos equipos con cara y ojos: Barça y Atletico y solo 1 pt de los 12 pts posible... No es casualidad

El futuro de Valdés, en el aire

Sport

El Barça, con su presidente, Josep Maria Bartomeu, y su director deportivo, Andoni Zubizarreta, a la cabeza se ha puesto a plena disposición de Víctor Valdés en el que es, posiblemente, el momento más duro de su carrera deportiva. La grave lesión del portero, que le mantendrá alejado de los terrenos de juego entre 6 y 8 meses, coincide con su decisión de no renovar su contrato y abandonar el club a final de temporada. Esto provoca una situación casi dramática para Valdés: no tiene equipo. Aunque todo parece indicar que el portero tenía atado su futuro con el Manchester City (después de haber pactado anteriormente con el Mónaco), la verdad es que no tiene nada firmado. Y la pregunta que todos los aficionados se hacen es ¿dónde jugará Valdés cuando se recupere? No hay respuesta.
El Barça, según fuentes del club, no se ha planteado en este momento ofrecerle, una vez más, la renovación. El futbolista ya anunció el año pasado, por estas mismas fechas, que había decidido abandonar el Barça para buscar nuevos alicientes en otro club, en otro país y en otra competición. Rechazó, incluso, la posibilidad de negociar y no quiso escuchar la oferta del Barça. Su primera intención fue abandonar el club el pasado verano, pero no se llegó a un acuerdo. Y finalmente asumió el riesgo de quedar libre el 30 de junio de 2014 para fichar por el equipo que quisiera. Pero Valdés, evidentemente, no contaba con la posibilidad de sufrir una lesión tan grave... El Barça, según las mismas fuentes, considera que ahora no es el momento de hablar de una nueva oferta sino de "estar al lado de Víctor, para darle ánimos".
Tanto Bartomeu como Zubizarreta estuvieron anoche al lado de Valdés para consolarle. "La escena que se vivió en el vestuario fue un drama", señalan fuentes del Barça. "Víctor estaba roto y lo único que podía hacerse desde el club era darle todo el apoyo en esas primeras horas tan difíciles", explican. Y es que Valdés fue el primero en darse cuenta que su lesión era muy grave, gravísima: rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Víctor deberá pasar por el quirófano y el tiempo estimado de baja es entre 6 y 8 meses. En otras circunstancias, el Barça no hubiera dudado en ofrecerle, inmediatamente, una renovación a Valdés. Se ha hecho con otros futbolistas con graves lesiones o enfermedades (como el caso de Abidal). Pero el caso de Víctor es diferente...
En el Barça tienen contancia del acuerdo al que ha llegado Valdés primero con el Mónaco (desde hace un año) y ahora con el Manchester City (mediante abono de una indemnización al club monegasco). Y en el Barça también son conscientes de que Valdés, aunque solo fuera por orgullo, rechazaría la renovación. Por lo tanto, compás de espera. "Todos al lado de Víctor y Bartomeru y Zubizarreta, personalmente, decidirán cuák será el siguiente paso...", concluyen las fuentes blaugranas. Eso sin tener en cuenta que el Barça ya tiene fichado para la próxima temporada a Ter Stegen...

Ahora es el momento de demostrar que somos un club señor. Siempre que ha habido un lesionado de larga duración y que no podía recuparse hasta la temporada se le renovaba automáticamente. Claro que si Valdes ya tiene contrato con otro club se debe dejar ir,  pero si ya ha firmado se le debería invitar a que se despida de su afición en el Gamper o en un partido de liga, pocos porteros han pasado a la historia del Barça como Ramallets o el propio Valdes