Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dilluns, 16 de novembre de 2009

Cap. 780: Algunas anecdotas de "Gallego"

 Prohibido entrar en la caseta Al poco de llegar al FC Barcelona, fueron a jugar a Sevilla. El partido - Perdonen pero ustedes tienen prohibida la entrada en este local Gallego, le miro sorprendido - Es que vienen conmigo - Pues mira, si ellos no pueden entrar... ¡¡¡tu menos!!! Evidentemente era una caseta sevillista y la derrota unas horas antes no había sido digerida todavia  
lo gano el Barça. Después del partido el entrenador dejo a los jugadores unas horas de libertad. Como estaban de fiesta, Gallego decide llevarse a algunos de sus compañeros a la feria Deciden entrar en una de las casetas, que era de un amigo de Gallego... Y el dueño salio y dijo:
- El agua amarilla Gallego era de los más madrugadores, ello era debido a que debía llevar a sus hijos al cole y siempre le sobraba tiempo. Gallego en la taquilla siempre tenía un bote de colonia Nenuco o Gota de Oro. Pero el veía que cada vez que cogia la colonia, pues que le faltaba líquido. Asi que un día ya cansado de ser el proveedor ofical decidió gastarle una broma a sus compañeros. Se agenció un bote vacio , lo lleno de agua y para darle el color lo relleno con pipi... Por lo visto consiguió que el color fuera tan exacto que cuando abandonaban el vestuario escucho: - Sera posible! ¡Mal nacido! Gallego se acerco a su compañero y le dijo: - Que ha pasado? Había descubierto quien le robaba la colonia, por desgracia se había perfumado bastante con la "loción" preparada por Gallego. Desde aquel día ya no hubo más "robos"
- Un "paquete de chorizos" El Barça estaba en Burgos. Aquel día nevaba y hacía un frio que pelaba. De golpe una señora se acerco al grupo antes del partido y le preguntó a Gallego: - Perdona, ¿Podría llevarme este paquete de embutidos a un familiar de Barcelona Gallego acepto el encargo, y cogio el paquete. Al finalizar el partido los jugadores se dirigieron al autobus. Pero fuera del estadio les esperaban unos exaltados e insultaron a Gallego. Este que llevaba el paquete en la mano se diriguió hacia ellos y le dio a uno en la cabeza. Con la mala suerte que el paquete se rompio y los embutidos quedaron por el suelo cubiertos de nieve Al allegar a Barcelona, fue a entregar el paquete y se diculpo y le demostro que no se habían comido nada, ni un trozo de chorizo. Que solo se había roto el paquete cuando lo uso de arma defensiva