Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dijous, 9 d’abril de 2009

Cap. 411: 1996/97... La temporada de Bobby Robson

Después de la destitución de Cruyff, Núñez tenía en mente a un entrenador Louis Van Gaal, claro que para ficharlo se debía esperar una temporada. Por ello Núñez se reunió con varios entrenadores y el que más le sorprendio fue el ingles Bobby Robson. Este fue fichado tras una comida donde Bobby le explico con copas, vasos, platos y demas utensilios que había en la mesa como jugaria "su Barça" El Dream Team había acabado, todos sabemos lo exitosa que fue esa etapa y como aún guardamos gratos recuerdos de aquel equipo que nos dió tantos trofeos... Para empezar la sentencia Bosman entró en vigor y los clubes se poblaban de jugadores foráneos. Se armó una plantilla de un nivel impresionante. Baía, Ferrer y Sergi recorrían los laterales y Nadal, Abelardo, Couto y Blanc se disputaban los puestos de centrales. Dos organizadores de un toque impresionante debían ser los directores de orquesta Guardiola y De la Peña que con sus geniale toques de balón y sus milimétricos pases en profundidad, hacían disfrutar al aficionado. Amor y Popescu debian ser sus guardas espaldas. Figo causaba estragos en banda, Luis Enrique llegó del Madrid y creció a pasos agigantados, aportando carácter y mucha llegada, lo que le hizo ser querido e idolatrado po la afición blaugrana, al igual que Giovanni. Ronaldo era la punta de lanza, un jugador de otro mundo, sus 34 goles en 37 partidos de Liga así lo refrendan. Stoichkov y Pizzi añadían más pegada si cabe a un equipo que batió el récord histórico de goles del club en el campeonato nacional (102), hasta esa temporada. También Óscar, hermano de Roger. Era de esos jugadores que tanto me gustaban. Jugaba muy poco pero anotaba a menudo. Esa Liga (de 22 equipos) la ganó el Real Madrid de Capello. El Barcelona consiguió 90 puntos, dos menos que los merengues, se puede decir que la liga la tiraron con dos derrotas sorprendentes ante un equipo que descendio aquel año a 2ª división, el CF Hercules de Alicante, pero ganaron la Recopa, la Copa del Rey y la Supercopa de España. Creo que es la mejor temporada que he vivido, o al menos la que con más nostalgia recuerdo, a pesar de que la Liga la ganase el club blanco. Me vienen a la mente las jugadas increibles de Ronaldo, la pegada de numerosos jugadores (para muestra, endosaron un 8-0 al Logroñés) y a pesar de esa goleada con una pañolada diriguida al palco. De esas se vivieron varias en el año, pues el club estaba dividida en Cruyffistas y Nuñistas... Era una guerra civil. Quien no recuerda el partido casi de infarto de cuartos de final de la Copa ante el Atlético (5-4),... El proyecto Robson no pasó de esa temporada, como se sabía Van Gaal estaba a tiro y Núñez queria reverdecer los laureles del Dream Team. Este equipo se truncó al ser vendida la estrella, Ronaldo, tras un desencuentro con el presidente Núñez y sus representantes. Cierto es que el proyecto de Louis fue existoso y algo superior, como también es cierto que dispuso de más tiempo y mejores condiciones para trabajar... pero siempre recuerdo a Robson como un técnico infravalorado en Can Barça, era un ciclo que con un poco de paciencia hubiera pintado bien, pero se diluyo como un azucarillo Robson ocuparia un cargo técnico, pero posiblemente con paciencia se hubiera llegado muy lejos

Cap. 410: El Barça ficha a Lionel Messi

Charly Rexach, el mítico ex jugador y ex entrenador azulgrana nos recuerda el fichaje de Messi, por aquel entonces un pequeñajo de tan sólo 12 años, y hoy en día una de las grandes figuras del fútbol mundial y que va camino de ser la mayor de todas. Según Charly primer contrato con el jugador se firmó en diciembre del 2000 en una servilleta, en la cafetería de un club de tenis (Club de tenis Pompeya). En el rincón más discreto del club, Carles Rexach, entonces director deportivo del Barcelona, reunia con Horacio Gaggioli, entonces representante de José Messi, padre de Lionel. - Mira, Charly, yo no puedo decirle a José que tú traes otra promesa más. Le vienen haciendo promesas desde hace tiempo y nunca las cumplen. - Las cosas llevan su tiempo, tú lo sabes, Horacio. Sólo pido un poco de paciencia mientras arreglo las cosas en el club. - Mira que aquí está en juego la salud del chico, que necesita esas inyecciones para crecer. José me está presionando. Te digo la verdad, creo que si no le doy una respuesta ahora mismo, hace las maletas y se lleva al chico a Madrid o a Milán. - Con eso va a perder más tiempo todavía. - Dices que el chico te gusta, pero no haces nada concreto. Tú has visto la prueba. ¿Qué te pareció? - Muy buena, muy buena. - ¿Muy buena? Todas las pruebas son muy buenas. También yo me probé a los 13 años y me dijeron "muy bueno", y aquí estoy, perdiendo el tiempo contigo. - Está bien, el chico es acojonante, nunca he visto nada igual. Si lo dejo escapar nunca me lo perdonaré. - ¿Y entonces qué le digo al padre? El quiere que fichen al chico, no promesas. - Sabes que yo no puedo fichar a quien me dé la gana, y además tenemos que hacer las cosas bien, para que no haya problemas legales, ni aquí en el club ni con la justicia, en España o en Argentina. - Bueno, está bien, le diré a José que estás interesado pero tienes las manos atadas. - ¡Camarero! ¿Me puedes traer una hoja de papel? Bueno, una servilleta está bien. Yo, Carles Rexach, como director deportivo del Barcelona Fútbol Club, garantizo tal y tal cosa. ¿Te parece bien? - Tú sabes que eso no tiene valor legal, pero lo acepto como la palabra de un caballero. “Yo Charly Rexach, en presencia de Horacio Gaggioli (representante del jugador) y Josep María Minguella, me comprometo a la contratación de Lionel Messi en las condiciones pactadas, a pesar de la contra interna que existe en el club”. Dicho “documento” se encuentra en poder del intermediario Horacio Gaggioli, que fue el hombre que le habló de Messi a Rexach. De esta manera tan "rocambolesca" y hoy nos pareceria casi absurda se ficho al mejor jugador del mundo en la actualidad...