Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dimecres, 25 d’abril de 2018

Cap. 4664: La primera inversión de Xavi.... ¡¡¡una tostadora!!!

Xavi Hernández ascendió al primer equipo de la mano del Louis Van Gaal, era la temporada 1998/99. Eso no hizo que cambiara de costumbres y como pasaba en el filial viajaba en los trenes de la Generalitat a Barcelona, desde su Terrassa natal. Cada día de camino a los entrenamientos se acercaba a una tienda de electrodomesticos, para mirar los precios de las tostadoras. Por lo visto la madre de Xavi, quería una y era algo que recordaba habitualmente a la familia. Xavi tenía la mirada en una de las tostadoras del escaparate, aunque la verdad no tenía prisa en gastarse el dinero en algo tan "superfluo". Es por eso que cuando cobro su primera "prima" en la cantera del equipo blaugrana, fue a la tienda y se la compro. A día de hoy sigue recordando que ha sido una de las mejores compras que ha realizado en su vida, al ver la alegría de su madre al recibir el "regalo"

Cap. 4663: Anecdota Sergio Busquets

Cuenta la leyenda y también lo ha explicado Lluis Canut, que la temporada del triplete (2008/09), Sergio Busquets, bromeando, alzó la voz en el vestuario y les dijo a sus compañeros: 
- "Hemos tenido que venir el mister y yo de Tercera División para que lo ganarais todo".
Esta frase recogida entre carcajadas, por parte de sus compañeros, escondía uno de los mayores secretos del mejor Barça de toda la historia. Sergio, al que en el fútbol base no se le auguraba dar el salto al primer equipo y que a diferencia de la mayoría de sus compañeros no fue internacional en ninguna de las selecciones inferiores antes de debutar en el Barça, fue desde el primer momento la gran apuesta de Pep Guardiola, quien tras su estreno oficial con derrota en el campo del CD Numancia (0-1), tuvo el atrevimiento de darle la alternativa en el partido siguiente en el Camp Nou contra el Racing Santander y que acabaría con el segundo "trompiezo" de aquella temporada al empatar a 1, luego vendría la remontada a partir de la tercera jornada con un 1-6 ante el Sporting de Gijón

Cap. 4662: El banquillo donostiarra recriminó su actitud a Sergio Busquets

El 13 de febrero de 2014, una fea e innecesaria entrada de Cesc sobre Canales en la línea de banda derivó en una concatenación de miradas, gestos y reproches entre jugadores y técnicos de la Real Sociedad, que dieron mucho que hablar en las tertulias deportivas.
Al banquillo de la Real no le gustó esa acción de Cesc, que fue sancionada con una amarilla, y así lo hizo saber. Al parecer, Busquets reaccionó con una sonrisa displicente e irónica que provocó el enfado de Jagoba Arrasate, quien le contestó visiblemente enfadado que "también tenemos escudo". Todo ello señalándose el escudo txuri urdin de su traje.

La trifulca, en vez de ir a menos, fue a más, puesto que más tarde fue el banquillo blaugrana el que entró en escena. Su entrenador de porteros, el gerundense José Ramón de la Fuente, fue una de las personas que más ira suscitó en la Real, al igual que sucediera por cierto en el duelo de ida en el Camp Nou.
Txema Lumbreras, por ejemplo, un hombre que huye de las polémicas, tampoco se contuvo y sacó a relucir el orgullo de un club que había tenido motivos para sentirse ultrajado. Posiblemente lo que más molesto era que estaban eliminados de la Semifinal de la Copa de España, al estar empatados a 1 y con un resultado adverso en la ida, jugada en el Camp Nou, por 2-0

Cap. 4661: Aitor Busquets, conserje en el FC Barcelona

El hermano de Sergio Busquets, Aitor, también está en nómima del FC Barcelona. Aitor Busquets trabaja como recepcionista en la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí desde agosto 2016. Su función principal es estar en la recepción del pabellón de entrenamiento del fútbol sala. Podemos recordar que precisamente, Aitor se hizo "famoso" en el entorno blaugrana, porque fue el protagonista indirecto de la anécdota que relató su padre Carles Busquets cuando tuvo que blocar una plancha ardiendo que estaba a punto de caerle en la cabeza a su progenitor y que le produjo serias quemaduras en ambas manos que le impidió jugar durante varios partidos. A pesar de ser quien es, no tiene ningún tipo de privilegios, ni mucho menos lo ha reclamado, ya que empieza bien temprano, a las 07.30 horas, y no marcha hasta las 17.00 horas en el mejor de los casos. Está claro que entre Aitor y José, el conserje que hay en la misma entrada del vestuario de los jugadores, el club blaugrana cuenta con dos piezas imprescindibles para el buen funcionamiento del equipo.