Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dimecres, 26 de febrer de 2014

Cap.1145: La Liga 1945/46... Era del Barça

La temporada 1945/46 de Primera División de España corresponde a la decimoquinta edición del campeonato. Se disputó entre el 23 de septiembre de 1945 y el 31 de marzo de 1946. El Sevilla CF se proclamó campeón por primera, y hasta el momento única, vez en su historia.
Pero aquel título estuvo marcado por: El escándalo Antúnez
Todo comienza en enero de 1946. Francisco Antúnez es la estrella de un Real Betis en quiebra que trata de eludir el descenso a Tercera. En una operación relámpago, Antunez, es "traspasado al Sevilla", pero ante el revuelo originado, el presidente verdiblanco pretende anular la operación.
La noticia corre como la pólvora la mañana siguiente por Sevilla y pone en pie de guerra a los béticos, que se llenan de esperanza cuando saben que en el documento de traspaso no figura la firma de Eduardo Benjumea (Presidente del Real Betis), con lo cual el traspaso es ilegal. Pero el Sevilla insiste en que el jugador es suyo, y que debutará el domingo en Chamartín, contra el Madrid. Antúnez, que ve muy mejorada su posición, se inclina por el Sevilla

El campeonato sigue, Antúnez va a jugar todos los partidos hasta el final y en la última jornada, en Les Corts, el Sevilla empata 1-1 un partido dramático y sale campeón. El título hubiera sido para el Barça caso de ganar los locales o en caso de que el "traspaso" fuera considerado ilegal (que lo fue)
Pero al poco de acabar la Liga llega la bomba. El Betis había recurrido a la Delegación Nacional de Deportes y ésta, tras estudiar el caso, ¡anula el traspaso! Antúnez tiene que volver al Betis. ¿Y qué hacemos con el campeonato del Sevilla? La Delegación Nacional de Deportes, tras nueva consulta, decide que el campeonato es válido, puesto que el Sevilla había obrado de buena fe al alinear a Antúnez, dado que la Federación Española había dado por bueno el traspaso.
Así que el Sevilla es campeón y Antúnez es del Betis. Dimite Javier Barroso, presidente de la Federación Española (luego sería presidente del Atlético de Madrid, cuya portería había defendido en su juventud), dimite el ya citado presidente de la Federación Sur, Antonio Calderón, que más adelante será gerente del Real Madrid y hombre de la máxima confianza de Santiago Bernabéu. Francisco Antúnez juega un amistoso con el Betis contra el Córdoba, pero el club verdiblanco se encuentra con que la anulación del traspaso le obliga a devolverle al Sevilla un dinero que gastó nada más ingresarlo. Tampoco el jugador ve bien quedarse en el Betis, en Segunda, ganando mucho menos de lo que podía percibir en el equipo campeón de Liga.

Incapaz de encontrar una solución, Eduardo Benjumea dimite. Se hace cargo del club uno de los vicepresidentes, Alfonso de la Torre, pero sólo durante quince días, en los que liquida el nuevo papeleo del traspaso.
La Federación Sur, presidida por Antonio Calderón, cuya filiación sevillista era vox pópuli, da por bueno el traspaso. El Betis recurre ante la Federación Española, que el sábado emite una nota, publicada en la prensa del domingo, en la que advierte al Sevilla que "declina toda responsabilidad en el mencionado club para el caso de que, producida la alineación del jugador, ésta no pudiera convalidarse mediante la posterior y necesaria aprobación de la transferencia"

Así es la 'operación central' del Barça

Sport

La dirección deportiva del Barça lleva varias temporadas demorando el fichaje de un central. Ya sea por las altas exigencias económicas de los escasos cracks que acuden al mercado o bien por la apuesta deportiva en favor de algunos canteranos, la realidad es que la primera plantilla no ha registrado ninguna incorporación en esta demarcación. Los Thiago Silva, Hummels, David Luiz y otros tantos jugadores se han quedado por el camino. La solución ha llegado a través de Bartra o apelando al reciclaje de otros compañeros como Mascherano o Song.
El escenario ha cambiado por completo. Hace solo unos días, Carles Puyol comunicó de manera oficial que a final de temporada abandonará la disciplina del Barça. Se esperaba desde hacía meses esta decisión, aunque siempre se albergaban dudas. Ahora ya no existe margen y Andoni Zubizarreta y la secretaría técnica saben que deberán acudir al mercado de forma irremediable para firmar ese central que buscan desde hace tiempo. El tiempo se ha agotado.
Los técnicos han introducido diferentes variables en el criterio a seguir para atar al futuro defensa. De entrada, salvo que el mercado ofrezca novedades importantes, Zubi y Albert Valentín se decantarían por un perfil alejado de los cracks mediáticos. Es el momento de atar a un futbolista joven, no exento de experiencia internacional y cuyo coste sea razonable para las arcas del club. Si los precios alcanzan cifras superiores a los 30 millones de euros, la operación es difícil que tenga viabilidad.
La intención del club es apuntalar varias posiciones en la primera plantilla y la disponibilidad económica deberá distribuirse en diferentes demarcaciones. Parece más que complicado que el fichaje del central para la temporada 2014-15 pueda disponer de una de esas partidas dignas de un crack de primera línea.
La lista de futuribles es extensa, aunque se han caído nombres importantes que hace unos meses brillaban con luz propia. Es el caso del colombiano Balanta, cuya progresión se ha estancado en las filas de River Plate, o el de Doria, el brasileño de Botafogo que lleva meses a la espera de confirmar su salto a Europa. Las jóvenes promesas de Argentina o Brasil están bajo control, pero se estima que es un riesgo demasiado alto incorporar a futbolistas de enorme potencial futuro y con presente incierto. En el Camp Nou aún se recuerdan experiencias fallidas que invitan a tomar medidas de precaución.
Los diferentes scoutings del Barça han peinado las principales ligas hasta elaborar una agenda en la que se combinan nombres que han salido a la palestra, como el caso de Mangala (Porto), con otros futbolistas menos conocidos pero que irrumpen con fuerza en ligas como la alemana o la holandesa. Clubs como el Basilea llevan meses bajo lupa y centrales como Dragovic (fichado este año por el Dinamo Kiev) o Schär han reclamado la presencia de espías en innumerables ocasiones. En España, incluso Fazio (Sevilla), avalado por el Tata, también estaría en una lista secundaria de futuribles.
El director deportivo y el Tata Martino han consensuado la necesidad de firmar a un jugador que desde el primer día pueda dar un rendimiento óptimo. El mercado es amplio, pero la lista de clubs que van detrás de este tipo de futbolistas es interminable. De hecho, los scoutings reconocen que el club llega tarde en algunos de los objetivos fijados.
La operación central todavía no se ha cerrado. En los próximos días, aprovechando un parón en la Copa Libertadores, un miembro de la secretaría técnica volverá a desplazarse hasta Argentina para supervisar en directo la evolución de diversas promesas en tres jornadas que se disputarán en solo una semana. El fútbol argentino no está en su mejor momento, aunque los problemas derivados de su economía que han acentuado la crisis de la moneda obligarán a rebajar aún más los precios de sus canteranos más ilustres.
Este verano sí que habrá central. Fuentes del club juran y perjuran que el nombre todavía no está cerrado e insinúan que podría ser una sorpresa en toda regla. La marcha de Puyol a 30 de junio ha sido el empujón definitivo, el espaldarazo que faltaba a una dirección deportiva que ha demorado una gestión reclamada desde hace un par de temporadas. Llega la hora de mojarse y sacar el polvo a todos los informes acumulados.


 Esta vez sere como Santo Tomas y mientras no este firmado el contrato y con la camiseta balugrana, no me creere lo del central. Llevaremos tres inicios de temporada hablando de lo mismo y siempre acaba igual o no fichando a nadie o fichando un privote defensivo. Y es que la ineptitud de la Secretaria Técnica, es tan enorme que no me creo nada. Además no, creo que, se necesite un central, si no dos y ahora con mayor razón si Puyol se va. En este orden de ideas, ¿a nadie le parece que la incorporación de alguien como Vidic, a costo cero, sería una excelente oportunidad de incorporar un central experimentado y de gran fortaleza física? Así podríamos apostar por otro central con mayor proyección y juventud.
Pero habra que esperar, que alguien que ya fracaso en el Athletic, se mueva de la silla

Puyol no quiere colgar las botas

Sport

Carles Puyol, como confirmó SPORT el pasado domingo, dejará el Barça cuando acabe la temporada. Ha tomado la decisión y, siendo un hombre de fuertes convicciones, no se echará atrás. No está viviendo su mejor año en el Barça a causa de una rodilla que no acaba de responder de la manera que debería. La situación lo ha hecho reflexionar hasta el punto de tomar una de las decisiones más importantes de su vida.
El central tiene contrato hasta el 30 de junio de 2016, pero entiende que no puede seguir ayudando al club de su vida como siempre lo ha hecho y ha decidido ser honesto con la entidad y consigo mismo. Pero dejar el Barça es una cosa y colgar las botas, otra muy diferente. Puyol se siente fuerte para seguir jugando. Quizá no al nivel que un club como el Barça exige, pero no está dispuesto a dejar de sentirse futbolista. Esta es su decimoquinta temporada en el club blaugrana, donde las ha visto de todos los colores. Ha vivido épocas muy difíciles, como la presidencia de Joan Gaspart, pero también épocas doradas, como la etapa con Frank Rijkaard o la más reciente con Pep Guardiola. Así que, en principio, la idea no es seguir jugando en la elite del fútbol mundial, sino hacerlo en a un nivel menor, aunque igualmente competitivo, puesto que Puyol es un futbolista autoexigente por naturaleza. De hecho, es por esa misma razón por la que ha tomado la opción de dejar el Barça. La rodilla derecha responde de forma aceptable, pero nota que no la puede forzar más de la cuenta. Por todo ello, el de la Pobla de Segur ha entrado en el equipo de forma muy irregular y la posibilidad de jugar más de un partido por semana es remota.
Las noticias vuelan y la decisión de Puyol ya se conoce en el mundo del fútbol. El aún capitán blaugrana siempre ha declarado que quiere seguir jugando hasta los 40 (cumplirá 36 en abril) y ya ha habido quien lo ha tentado para que pruebe fortuna en la Major League Soccer de Estados Unidos. No parece, sin embargo, que esta sea una opción que seduzca al futbolista, que pensaría en otros destinos. Su reciente paternidad influirá en la decisión que tome y estará siempre consensuada con su pareja.
Carles Puyol es ya un mito del barcelonismo que no podrá cumplir su sueño de retirarse en el Barça. Se siente fuerte para seguir aportando su granito de arena al fútbol, aunque también es consciente de que no puede hacerlo en el club blaugrana. Quedan tres meses de competición y el capitán espera acabar su carrera en el   Camp Nou de la mejor manera.

Puyol a causa de ese amor a los colores se ha sacrificado muchas veces poniendo en peligro su salud, por recuperaciones milagrosas y eso le esta pasando factura ahora. 
Pienso que "Puyi" se lo pensara, una vez y decidira colgar las botas en el Barça... Y si puede ser a final de temporada. Sencillamente no lo veo y el tampoco, siempre lo ha dicho, arrastrandose por los campos. Veremos que pasa, pero siempre sera nuestro "Gran Capitan"