Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

diumenge, 24 de maig de 2009

Cap. 486: A hard day's night (¡Que noche la de aquel día!)

Despues de que los aficionados del Barça llevemos saliendo a Canaletes cuatro veces en dos semanas. Después de vivir un mes de mayo de éxtasis, la fiesta volvió al Camp Nou, dos temporadas después. El Camp Nou ha podido vivir, por primera vez esta temporada, la celebración con sus jugadores, después de que todos los éxitos celebrados hasta ahora hayan tenido lugar lejos de Barcelona (Madrid, Londres y Valencia).
 Dos ciudades se han llevado el protagonismo de esta fiesta, Barcelona y Roma. La capital italiana estaba en la mente de todos, jugadores y público, que celebraron este doblete, pero sin olvidar la opción de un triplete que sería histórico. De hecho, pocos han sido los jugadores que se han olvidado, en sus parlamentos, del escenario de la cita de miércoles en la Liga de Campeones. Antes del inicio de la fiesta y para abrir boca, diversos vídeos con los mejores goles de la temporada fueron emitidos por los videomarcadores y celebrados debidamente por las 77.331 personas que estaban en el Camp Nou, han llenado los minutos hasta que los jugadores han vuelto sobre el césped, con la camiseta de esta temporada y con la inscripción CAMPEONES 09 en la espalda. El trofeo de la liga fue entregado por el presidente de la RFEF a Puyol que levanto este ante el jubilo de los asistentes a la fiesta...

Después de levantar la 19ª Liga de la historia del club, el capitán la ha ofrecido a sus compañeros, que han hecho una vuelta de honor por el Camp Nou. El título de Copa se ha sumado a una rúa que, a medida que avanzaba por los cuatro córners del estadio, iba acompañado de un confetti azulgrana. Mientras por los altavoces sonaba, el ya clásico 'Viva la vida' de Coldplay, que ha sido la banda sonora de una temporada muy especial. Después ha llegado el momento de los parlamentos. Carles Puyol ha sido el encargado de agradecer el apoyo del público antes de que Guardiola se pusiese en la piel de la afición y agradeciese la tarea de la plantilla y pidiese para sus jugadores "la mayor ovación del Camp Nou". Han tardado poco los jugadores en revertir este agradecimiento y mantear a Pep Guardiola.
La euforia ya estaba desatada. Y siguieron los breves parlamentos de jugadores como: Puyol Piqué (que maestro de ceremonias!), Xavi, Iniesta, Busquets, Messi, Valdés, Henry, Eto'o, Alves, Sylvinho, Bojan, Márquez. Tras los parlamentos, el "We are the champions" de Queen, sirvió para que los jugadores dieran una segunda vuelta de honor al campo. Todos menos Henry que se lo miraba sentado en el centro del campo. Y es que de suponer que el francés no quería tentar a la suerte y se reservaba para la final del miercoles. Que pasa por ser el partido más importante de esta temporada.
La segunda vuelta de honor acabó con la música de nuevo de la Dharma, "La presó del Rei de França" y que daría paso a los fuegos artificiales, mirados con expectación incluso por los jugadores.
Y la fiesta acabó con el himno del Barça sonando por los altavoces y un muy activo Dani Alves que no paró de moverse ni un solo momento. Eso si, no faltó el 'piscinazo' de Piqué, Alves y Martín Cáceres...