Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dimecres, 4 de setembre de 2019

Cap. 6259: Sebastián Herrera Zamora

Nacio en Copenhague (Dinamarca) el 22 de abril de 1969. Jugaba de defensa central y era conocido como Herrera. A los ocho años empezó a jugar al fútbol en un equipo local, el UE Bellvitge Norte y a los once ingresó en los alevines del FC Barcelona. Sus primeros éxitos como barcelonista los logró con los juveniles: dos campeonatos y un subcampeonato de la Copa de España, además de dos subcampeonatos de liga. La temporada 1988/89 la empezó en el FC Barcelona Amateur (Barça C), aunque su buen rendimiento le hizo saltar al Barcelona Atletic en la recta final del campeonato.
Convertido en uno de los jugadores más prometedores del filial, la temporada 1990/91 Johan Cruyff le dio las primeras oportunidades con el primer equipo. Debutó en partido oficial con la camiseta blaugrana el 5 de diciembre de 1990 en el Camp Nou y ante el Real Madrid, en un partido de ida de la Supercopa. Los madridistas se impusieron por 0-1 y Herrera jugó los noventa minutos, con una destacada actuación en el marcaje a Hugo Sánchez. Por este motivo, Cruyff volvió a darle la titularidad en el encuentro de vuelta, donde los blancos volvieron a ganar por 4-1.

Posteriormente, debutó en competición europea, en los cuartos de final de la Recopa de Europa, ante el Dinamo de Kiev. Cruyff volvió a darle minutos en el partido de vuelta de las semifinales, en Turín ante la Juventus y vivió desde el banquillo la final continental, en la que el Manchester United se impuso a los blaugranas
Mejor suerte tuvieron los blaugrana en la liga, conquistando el título tras cinco años de sequía. El debut se Herrera en la competición hizo esperar y, después de varias convocatorias, debutó finalmente en Primera División el 5 de mayo de 1991, en el Camp Nou y ante el Real Zaragoza. Herrera disputó los últimos trece minutos tras sustituir a Michael Laudrup, A partir de aqui comienza un periplo de cesiones (Real Mallorca, Real Burgos, UE Lleida), que acaban con definitivo traspaso al RCE Espanyol.

Cap. 6258: Freeman (¿?)

Se desconocen fechas de nacimiento y fallecimiento. Solo jugó dos partidos en el equipo blaugrana. Uno de esos se disputo el 20 de enero de 1901.

FC Barcelona - FC Hispania 1-2
Barcelona: Reig, Terradas, Manchan, Blak, Maier, Valdés, J. Parsons, Freeman, Gamper, Girvan, A. Witty.
Hispània: Morris, Soler, Gold, Sanmartín, Soley, Ortiz, Lomba, Blak, Green, Leigh, Morris. 
Goles: Girvan (Barcelona), ¿? (Hispania)

Cap. 6257: Palau Municipal d’Esports de Barcelona

Es un recinto cubierto y polivalente de Barcelona, de titularidad municipal. Está situado en la calle Lleida, en la falda de la montaña de Montjuic.
Fue concebido como pabellón polideportivo multiusos, capaz de albergar competiciones de cualquier deporte practicado bajo techo. Inicialmente tenía una capacidad de 8000 espectadores, reducida en 1986 a 6.500, cuando se instalaron asientos individuales para todo el aforo. Fue diseñado por el arquitecto Josep Soteras e inaugurado en 1955 con motivo de los Juegos Mediterráneos.

Fue el único pabellón de sus características que tuvo la ciudad de Barcelona hasta 1971, cuando el Fútbol Club Barcelona inauguró el Palau Blaugrana. Hasta entonces, había albergado los partidos de las secciones del club blaugrana de baloncesto, balonmano y hockey sobre patines. Pero incluso tras la inauguración del Palau Blaugrana, el Palau Municipal d’Esports de Barcelona siguió siendo el único pabellón de titularidad pública, por lo que siguió acogiendo los principales eventos no sólo deportivos, sino también sociales, culturales y musicales que tenían lugar en Barcelona.
También fue la sede de las secciones de hockey patines y baloncesto del RCE Espanyol durante todas las temporadas en las que compitieron en la máxima categoría nacional. Fue remodelado en 1986 por el arquitecto Francesc Labastida para los partidos del grupo E del Campeonato mundial de baloncesto de 1986.
A principios de los años 90' empezó a disminuir su actividad. Primero por la desaparición del equipo de baloncesto del RCE Espanyol. Y sobre todo, por la inauguración en 1990 del nuevo Palau Sant Jordi, que pasó a acoger los principales eventos de la ciudad. En 1992 fue sede de las competiciones de gimnasia rítmica y partidos de la fase preliminar del voleibol de los XXV Juegos Olímpicos. Hacia mediados de los años 1990 dejó de acoger eventos deportivos con regularidad para centrarse preferentemente en los musicales y teatrales.
Finalmente, en el año 2000 fue sometido a una remodelación para adecuarlo definitivamente a la organización de espectáculos teatrales y musicales. Incluso se le rebautizó con un nuevo nombre, "Barcelona Teatre Musical-Palau dels Esports", que no dejaba lugar a dudas sobre la nueva orientación del recinto. Perdió aforo, situándose en los 1.850 espectadores, pero ganó en comodidad y calidad acústica, convirtiéndose en uno de los recintos de Barcelona donde más representaciones teatrales y actuaciones musicales se programan. La precandidatura de Barcelona-Pirineos para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022, finalmente descartada, preveía emplazar las pruebas de curling en el Palau dels Esports.