Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dilluns, 29 de setembre de 2014

Cap. 1273: Carles Puyol estuvo a punto de abandonar el Barça

Carles Puyol estuvo a punto de abandonar el club en la década de los 90 a instancias del cuerpo técnico del fútbol base que entonces había en el club blaugrana.
Aquel grupo estaba formado por los entrenadores Ronald Koeman, Llorenç Serra Ferrer y Oriol Tort, que hoy da nombre a la nueva Masia, nunca emitió informes positivos del defensa cuando militaba en el juvenil e incluso estuvieron a punto de traspasarlo. Puyol debutó en un encuentro amistoso en Sallent. El que iba a ser su entrenador en el Juvenil A quedó muy satisfecho, pero el responsable del fútbol base, Oriol Tort, no creía en él. Tanto que, un día, en 1995, mientras el futbolista realizaba una prueba, se levantó de su asiento y se marchó antes de finalizar el partido.
Para Koeman, Xavi era un futbolista para jugar con los grandes, pero Puyol no pasaba del aprobado, frente al notable alto de otros centrales del equipo. Incluso Serra Ferrer estuvo negociando con el CD Málaga para traspasarlo. Negoció con el Málaga para colocar al defensa. No creía en él y, dicho de un modo directo, quería quitárselo de encima. En la primera tentativa llegó a existir un acuerdo de cesión entre ambas entidades. Acuerdo verbal que fue el Barça el que finalmente tiró hacia atrás. El cuerpo técnico culé entendió que la aportación de 'Puyi' era vital. Frenaron su salida.
Visto lo visto, queda demostrado que el olfato de Koeman y de Serra Ferrer (sobre todo) no es que estuviera muy fino en lo futbolístico. Así les ha ido como entrenadores donde no es que se hayan salido futbolisticamente
Por suerte, el Barça estaba diriguido por Josep Lluís Núñez (en los despachos) y Louis Vaan Gaal (en el campo) que confiaron en el defensa ciegamente en Puyol. El holandés fue el que le hizo debutar, a los 21 años en el primer equipo. A pesar de ju juventud, se movía en la defensa con la soltura de un veterano y con una casta inigualable que le ha definido como futbolista de raza y le ha acompañado en todos sus años como profesional.

Cap. 1272: La excentridades de "Canito"

Jose Cano López (Canito) ficho por el FC Barcelona en la temporada 1979/80, 40 millones de ptas y tres jugadores blaugranas (Bio, Fortes, Amarillo) fue el montante de la operación de un jugador que ya era polémico en el RCE Espanyol. Ganaba por anticipacion, no rehuia el choque y conocia los secretos del juego. Su apodo se debia a que en el primer equipo donde jugo CF Lloret, jugaba un Cano un poco mayor, con lo cual al ser el más joven se le apodo como "Canito". En Can Barça no encontró nunca su sitio. Siempre se sintió desplazado, condicionado, señalado, y extraño. Nunca completó su proceso de adaptación, nunca terminó de encajar en el puzzle táctico de su entrenador y acabó por convertirse en uno de los más díscolos del vestuario, hasta el punto de ser sancionado en varias ocasiones por su indisciplina. Canito había llegado como revulsivo, como líder defensivo, como el prototipo de libre con un físico imponente y una jerarquía imperial con la pelota, pero allí topó con la horma de su zapato, el veterano entrenador Helenio Herrera, con el que mantuvo una agria relación. Canito, que llegó como líbero de categoría, no jugó ni un solo partido en esa posición, e incluso llegó a ser alineado por HH como delantero centro en una eliminatoria frente al Valencia, algo que significó la ruptura total entre el futbolista y el entrenador. Herrera recomendó su inminente salida por su indisciplina constante y sus formas extravagantes

- Lo peor es que ni siquiera el Camp Nou le amilanó y explotó en un partido de Copa contra la UE Lleida, cuando, expulsado, abandonó el "Estadi" haciendo un corte de mangas a los aficionados que habían acudido a ver la eliminatoria

- Sus compañeros ("Lobito" Carrasco) explican que entrenaba con la camiseta blanquiazul debajo de la blaugrana y que incluso por inercia a la hora de entrenar conducía su coche a Sarrià en lugar del Camp Nou

- Teniendo todavía ficha con el FC Barcelona, se fue de gira por Suramérica con el Espanyol de Maguregui.

- Tras sufrir otra expulsión en la final del Trofeo Ibérico contra el Atlético de Madrid, bajó a la caseta arbitral de aquel campo de Badajoz y metió la ropa de calle de los colegiados en una bañera llena de agua.

- Una mañana pidió cambio de 5.000 pesetas en billetes de 100, y a cada niño que le pedía un autógrafo le daba 20 duros. Además que cualquiera podía ir de su parte a comer en un conocido restaurante que luego le pasaba la factura

- El momento culmen de los detalles surrealistas del jugador fue el siguiente: El Barça ganaba por un gol a cero y a la misma hora el Espanyol disputaba un importantísimo encuentro en el campo del Hércules donde se jugaba el descenso de categoría. Al poco de comenzar la segunda parte, el marcador del campo azulgrana anunció un gol del Espanyol en Alicante del paraguayo Morel. Canito desde el centro campo celebró el gol de forma efusiva con los brazos abiertos del equipo de sus amores. Aquello acabó por colmar la paciencia de la directiva blaugrana, que lo dió de baja unas semanas después.

- Canito solía presentarse en el Camp Nou con un sombrero y dos perros, mientras que el futbolista no dudaba en reivindicar de manera permanente que era víctima de una persecución personal del técnico, e incluso llegó a alegar que su fútbol estaba condenado al fracaso en el Barça porque nunca había renunciado a ser españolista

- Tras sufrir otra expulsión en la final del Trofeo Ibérico contra el Atlético de Madrid, bajó a la caseta arbitral de aquel campo de Badajoz y metió la ropa de calle de los colegiados en una bañera llena de agua (esta fue militando con el Espanyol)

Murio a los 44 años a causa de las drogas, lo tenía todo pero, la muerte de su padre siendo niño, el abandono de la madre en un hospicio, la escapada de este y entrar en ese mundo oscuro de la delicuencia... Le hizo ser un futbolista que no se atenía a las normas, ni a la disciplina de un club

Cap. 1271: "El paciente Holandes"

Joan Laporta escoge a Frank Rijkaard como entrenador para llevar la nave blaugrana al lugar que le correspondia en el fútbol. Y la verdad es que nadie daba un duro por él allá por las navidades de 2003, el equipo se arrastraba con más pena que gloria por la liga. Rijkaard estaba más fuera que dentro. Llegó con la misión de capitanear el nuevo Barça de Ronaldinho. Pero el equipo seguía actuando en la mediocridad, quizas porque no trabajaba con total libertad. Le llovieron críticas desde todos los lados. Pero como se dice la "paciencia, la madre de la ciencia". En el mercado de invierno llegó Davids, y Rijkaard por fin se libero, apostó por el 4-3-3 y ganó..

Quizás Frank Rijkaard no fuera, tácticamente, el mejor entrenador del mundo. Pero es que para entrenar al Barça, eso es lo de menos. Rijkaard tenía ese don como su paisano, Cruyff, el saber hacer con los cracks. Condición sin equanom para triunfar en este club. Y es que Frank sabe tratar a cada jugador como es debido. Aunque mucha gente le achaca que no tenía la mano dura cuando es necesaria y como quedaría demostrado cinco años más tarde cuando abandono el banquillo blaugrana, y con las "vacas sagradas" campando a sus anchas por el Camp Nou

Posiblemente ese pequeño desliz amoroso en un viaje a Tokio (para jugar la Intercontinental) le dejo un poco desnudo delante de sus jugadores. Fue algo que le restó autoridad moral al entrenador para poder exigir a sus jugadores que volvieran al camino del éxito y del trabajo, cuando él mismo se había saltado las normas internas del vestuario, fue el principio del fin para Rijkaard y ese "Samba Team" que era el equipo blaugrana de los Ronnie, Deco, Eto'o


Claudio Bravo, a 20 minutos del récord de Artola

www.fcbarcelonanoticias.com

El FC Barcelona y su guardameta titular en Liga BBVA, Claudio Bravo, están a punto de igualar y puede que incluso superar, en función de lo que pase en la séptima jornada, el récord conseguido por Artola en la temporada 1977/78 también con el club azulgrana, en que el entonces meta culé mantuvo a cero su portería durante los primeros seis partidos de Liga hasta que, en el campo del Hércules a los veinte minutos de partido en la sexta jornada, encajó el primer gol en la competición.

A día de hoy, el FC Barcelona no ha encajado todavía ningún en la temporada 2014/15 y mantiene por tanto la mayor diferencia de goles del campeonato. Claudio Bravo y el FC Barcelona están a un paso de batir un nuevo récord este curso. Todo dependerá de lo que suceda en el próximo partido en Vallecas contra el Rayo Vallecano. Lo que no se conseguirá, al menos de momento, es igualar o superar la marca de 824 minutos de imbatibilidad consecutivos de Miguel Reina.

Claudio Bravo lleva 540 minutos sin recibir un gol. Desde su "accidentada" presentación contra el Nápoles -donde tuvo una cantada tremenda-, el portero chileno se ha afianzado en la portería del Barça en los partidos de Liga, donde ha sido titular en todos ellos. De hecho, Bravo suma ya seis partidos de Liga (540 minutos) sin encajar un gol. De momento, Elche, Villarreal, Athletic, Levante, Málaga y Granada no han sido capaces de perforar la portería culé, aunque el mérito también hay que hacerlo extensible a la defensa, que ha mejorado ostensiblemente respecto a la pasada temporada. ¿Conseguirá Bravo ganarse un sitio en la historia del club?

 A pesar de los grandes porteros que han pasado en estos últimos 37 años, el record de "Pello" Artola, sigue siendo algo dificil de batir, más por el estilo del FC Barcelona que por la ineficacia o los errores de su defensa.
En Vallecas, en la c/ Fofo... Bravo tendra la oportunidad de llegar a superar a uno de los mitos del FC Barcelona, en la porteria.
Esperemos que lo consiga y es uno de los pocos records, que no podra batir el devorador de recor blaugranas: Messi