Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

lunes, 27 de julio de 2015

Cap. 2061: "Bernabeu, dando clases de deportividad" (I)

El 27 de julio de 1968, en la somnolencia del verano de 1968 sufrió una brusca sacudida cuando trascendió en la prensa una frase de Santiago Bernabéu:
- "Me gusta Cataluña y la quiero, a pesar de los catalanes".
El presidente del Real Madrid, que todavía no había digerido la derrota de su equipo en la final de "Copa, la de las botellas", hizo unas polémicas declaraciones en Santa Pola (Alicante), donde se encontraba de vacaciones, a Murcia Deportiva, a un periodista llamado Antonio Montesinos
Parecía una entrevista más, pero que hizo saltar una bomba inesperada cuando el periodista le preguntó por el inminente traspaso de Lico, jugador del Elche, al Español. El club barcelonés tenía entonces como presidente a Vila Reyes, empresario barcelonés que acabaría mal, ahogado por el llamado caso Matesa, uno de los grandes escándalos del franquismo. En esos días estaba gestando un equipo grande, aquel de la delantera de los delfines: "Amas, Rodilla, Re, Marcial y José María".

- "¿Sabe, don Santiago, que Vila Reyes ofrece 11 millones de pesetas, Ramírez y un partido en Altabix pagando el Español los gastos a cambio del volante del Elche? ¿Qué le parece la operación?"
- "Cuando un señor dispone de dinero y quiere emplearlo con generosidad al servicio de su club, me parece estupendo. Ese es el caso de Vila Reyes. A Vila Reyes yo le admiro. Sólo por presidir en Cataluña un club que lleve el nombre de Español ya es digno de admiración. Y no están en lo cierto los que dicen que no quiero a Cataluña. La quiero y la admiro a pesar de los catalanes".

"Murcia Deportiva" era una revista semanal de difusión estrictamente local, pero era difícil que aquello no saliera de allí. Y, efectivamente, la semana siguiente "Barcelona Deportiva" reprodujo estas declaraciones, lo que les dio difusión nacional. Aun con eso, el tema del catalanismo era tan tabú todavía en aquellos años que la propia prensa de Barcelona se contuvo dos días. Pero el estallido en la calle llevó a "Tele-Exprés" (diario vespertino entre 1964 y 1980), el primero que se lanzó, a un duro editorial el 7 de agosto, en contra de Bernabeu. El día siguiente le secundaban "La Vanguardia", "El Noticiero" y "La Solidaridad," éste de la Prensa del Movimiento. En Madrid, "Arriba", cabecera de la cadena Prensa del Movimiento, publicó una durísima crítica de la pluma de Gabriel Cisneros, consejero del Movimiento. El resto de la prensa madrileña estuvo condescendiente con Bernabéu y hasta cierto punto burlona o al menos despectiva con la reacción en Barcelona.

No hay comentarios: