Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dilluns, 3 de març de 2014

Cap.1152: El Cese de Lattek

El FC Barcelona tuvo una trayectoria muy irregular aquella temporada 1982/83 y acabó cerrándola
con una Copa del Rey vencida al Real Madrid y un mediocre cuarto puesto en Liga. Udo Lattek no terminó el año al frente del banquillo culé, ya que fue cesado el 3 de Marzo debido a la presión ejercida ante la directiva blaugrana por parte de Diego Armando Maradona.
Había muchos motivos para que Maradona Lattek no el llevaran bien, pero parece ser que la gota que colmo el vaso fue la siguiente: Lattek dejo a Maradona colgado en un desplazamiento del Barça en autobús. El futbolista argentino no estaba a la hora concretada con el resto sus compañeros y Udo Lattek decidió arrancar sin él. El resto de la plantilla, un poco cansada ya de la actitud de niñato del astro argentino,vitoreó la decisión del teutón. No sabía el técnico alemán que con aquella anécdota estaba cavando su propia fosa en el FC Barcelona. Los malos resultados posteriores, ayudaron a que la decisión de la directiva blaugrana fuera un poco menos traumática.
El cese del técnico alemán cogió por sorpresa a toda la afición culé, pero me imagino que no en el vestuario, este ya sabía que el bueno de Udo tenía las semanas contadas al frente del banquillo. Las dos estrellas del equipo: Maradona y Schuster estaban "enfrentadas" al técnico alemán.
En la rueda de prensa de prensa de despedida de Lattek, el entrenador alemán se mordió bastante la lengua para no decir lo que pensaba acerca de muchas cosas que sucedían en Can Barça y dejó que fuera el vicepresidente Gaspart quien llevara la voz cantante en aquella despedida. Gaspart, con su espíritu comedido de siempre, tildó al teutón de ser
- "cabeza cuadrada al estilo alemán", achacándole un poco de falta de adaptación a la filosofía de trabajo española.
Udo Lattek replicó con cierto humor en su turno :
- "He batido un record: 18 meses en el Camp Nou".
-"Tengo que cambiar un poco, porque con la cabeza cuadrada no se puede ir por el mundo".
Y posteriormente añadiría:
- "Estoy ya fuera del Barcelona y no quiero decir nada más. Puedo jurar aquí que no pienso hablar mal de este club, jamás. Llegue limpio y quiero salir como un señor. He vivido una gran experiencia en este club. Esta es la mejor afición del mundo, no he tenido ningún problema con los jugadores y con los directivos han existido las confrontaciones normales, saltan chispas, pero todo es normal".

Mientras todo saltaba por los aires en el vestuario blaugrana, Diego Maradona disimulaba y se hacía el sorprendido ante la destitución del técnico alemán. Además el astro argentino añadía que él no había exigido el fichaje de Menotti, ni tenía constancia de que el Barça lo fuera a fichar. Curiosamente a las pocas semanas el técnico argentino se haría cargo del Club hasta el final de temporada.