Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dimecres, 3 de febrer de 2010

Cap.963: El Barça temporada a temporada (1899 - ¿?) [cap.29]

Temp.1927/28 (II)

Y llego la gran final, en ella se iba a encontrar a un viejo amigo, la Real Sociedad con la que había quedado empatada en la primera fase. Y como en 1913 se necesitaron hasta tres partidos para dilucidar el vencedor
Santander y el viejo Sardinero fueron escenarios de una batalla épica y en el que los dos primeros partidos se jugaron el 20 de mayo y solo dos días despues el desempate, el tercer partido y debido a que España acudía a los JJOO de Amsterdam'28... No se jugaría hasta el 29 de junio.
El primer encuentro concluyó con 1-1. Marcaron Samitier y Mariscal y se produjeron las primeras bajas. El donsotiarra Cholin, en un lance fortuito golpeo con la bota la cabeza de Platko, la sangre empezo a brotar a chorros y tuvo que ir al vestuario a que le pusieran unos puntos y una venda. También salió malparado Samitier. En la prorroga los jugadores estaban extenuados. En este partido Rafael Alberti le dedico una oda a Platko que pasaría a la leyenda
Solo dos días despues, se jugaria el primer desempate. Fue un partido disputado por la mañana. En el Barça no pudieron jugar ni Parera, ni Castillo y evidentemene ni Platko, que seria sustituido por Ramon Llorens que se convertitia en el héroe del partido. Se adelantaron los donostiarras con un gol de Kiriki, y cuando todo parecía sentenciado Piera salvo la papeleta. De nuevo en la prorroga nada sucedió.
La encdota del partido estuvo a cargo de Radio Barcelona que a la una del mediodía daba la siguiente noticia: "Señores oyentes, el partido de Santander ha terminado. El Barcelona ha ganado 2-1". Ante esta noticia los aficionadios se lanzaron a la calle para celebrar el título, los aficionados con banderas gritaban: "Aliro, Aliro... El Barça es campió".
Evidentemente los más madrugadores en salir a la calle no pudieron oir la rectificación hecha minutos más tarde por la propia emisora: "Lamentamos el error cometido hace unos momentos. El partido ha concluido uno a uno. Los capitanes estan reunidos para acordar la prorroga". La euforia se convertió en ansiedad y media hora más tarde de nuevo informaba: "La prorroga no ha modificado el resultado en el segundo encuentro. El partido ha terminado en nuevo empate y el desempate se jugara el jueves o tal vez más tarde, en junio"
En este segundo encuentro hubo tambien lesionados: Llorens resultó conmocionado en un choque con Kiriki y Sastre sufrió un corte en la frente, tambien Samitier fue "cazado" y en la prorroga Walter se daño el pie derecho.
Al final del partido se produjeron lamentables incidentes. Algunos aficionados donostiarras y algunos jugadores entraron en le vestuario del Barça, y se armo un alborto. Lo que provocó la intervención de la Guardia Civil, que sin miramientos comenzó a dar culetazos por doquier. Uno de ellos dejo KO al suplente del Barça Ramon
El tercer partido se disputo el 29 de junio y el Barça escribió uno de los epilogos mas bellos de su historia. Con un juego disciplinado y técnico pudo desarbolar a la Real Sociedad. A los 10 min. Samitier inaguraba el marcador, pero la Real no se rendía y Zaldúa empataba poco después. Pero en cuatro minutos los que van del 24 al 28, el Barça sentenció el partido con dos goles: Arocha y Sastre
Cuando se conoció el resultado Barcelona estalló en jubilo y al día siguiente en la Estació de França se congregaron miles y miles de aficionados , acompañados por las primeras autoridades ciudadanas. Los viajeros llegaron tarde, ya que el tren fue obligado a parar en cada una de las estaciones para que los jugadores agradecieran a los aficionados por estas muestras de cariño.
El alcalde recibió a los jugadores de esta manera: "Vuestro triunfo es la victoria de la disciplina y representa el triunfo de la salud del cuerpo con la del espiritu. Vuestra fama ha pasado fronteras y se considera a nuestra nación como el segundo país futbolista, después de Inglaterra". Minutos despues salia al balcón de la Plaza Sant Jaume, el capitan Samitier diciendo: "Os prometimos, antes de marchas, que ganariamos el campeonato.Pues bien, hoy os traemos el trofeo". El que más disfrutó del trofeo fue Llorens, que se paso casi todas las celebraciones con la copa en brazos. Las celebraciones se prolongaron hasta altas horas de la madrugada. Y durante varias décadas se considero como la mayor celebración de un triunfo blaugrana