Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dissabte, 27 de juny de 2009

Cap. 550: Michael Jackson, pisó el Camp Nou

Fue el Martes 9 de agosto de 1988. Michael Jackson, a pesar de todo, no consiguió llenar el Camp Nou en todo su aforo, estaba previsto que fueran 78.000 localidades. Y solo se llegó a un poco de 60.000 personas las que acudieron a ver y escuchar al "Rey del Pop" Cuando todavía la mayor parte del público estabamos en el control de accesos, la cantante Taylor Dayne aparecía en el escenario, eran las ocho y cuarto y mucho antes de lo anunciado, por lo cual no se le prestó la mínima atención debida. A las 21:00 h, Taylor cerraba su actuacción con "Tell it to my heart"
Solamente poco después estalló el espectaculo luminitico creado por el equipo del propio Steven Spilberg. Solo faltaban luces verdes, por lo visto era un color que no era del agrado de Michael. El concierto comenzó con "I wanna be startin something"
Michael vestía un pantalón de cuero negro, cazadora blanca ajustada y hebillas por todo su cuerpo y una coleta. "Another part of me" y "Human Nature" serian las siguientes de su repertorio.
El público, en general, seguía el concierto sin especial entusiasmo, hasta que canta un dueto con la vocalista Sheryl Crow: "I just can't stop loving you"
Incluso con la "She's out of my life" donde saco al escenario a una chica, aunque luego quedo demosrado que solo fue un montaje de su "Bad Tour"
A pesar de ser un concierto del "Bad Tour" como he dicho, cantaría canciones míticas de los Jackson Five como: "I want you back", "I'ilbe there", "Rock with you" y "Shakeyour body" Es entonces cuando viene lo fuerte del concierto, era la hora de la verdad... "This place hotel" con telon, neones y sombras
Le seguió: "Dirty Diana" donde la guitarrista Jennifer Batten tomó el protagonismo, persiguiendo a Michael por el escenario...
Jackson se descuelga con uno de los grandes "juguetes" del "show": su transformación en hombre lobo, tras una tienda traslúcida (instalada en un extremo del escenario), pero que en realidad lleva acabo uno de los bailarines. Michael aparece fulgurante, ahora con cazadora teenager” ("Teen wolf"), y baila con sus monstruos como en el videoclip...
Despues hubo una pausa instrumental, que se prolongó por quince minutos, capaz de romper cualquier ambiente, antes de atacar con la última parte, del concierto. Para ello se marcó el segundo gran numerito: desaparecer ante las narices del respetable. Desde una nueva tienda montada en un andamio, Michael se transporta telequinéticamente y entre una nube de azufre a lo alto de una grúa que, desde pie del escenario, se despliegaba sobre las primeras filas de asientos. Lucía una capa negra demoníaca que ondeaba al viento. La sofisticación es máxima Comienza con "Beat it"
Parecía que por fin comenzaba el concierto, pero nada más lejos de la realidad. El concierto estaba llegando a su fin... final. Los zapatos de Michad vuelan marcha atrás en el "moonwalk" de su tema "Billie Jean"
La pieza solo sirvió para anunciar "Bad" (las cuatro pantallas de video se encargaron de recordarlo)
La verdad es era un gran momento se hubiese habido más concierto , y no al fondo del césped, los guardianes de seguridad permiten que el público de la grada salte al cesped, y entre carreras y bailes: lo único aceptable de la noche, con laatmósfera exaltada que hubiera tenido que llegar mucho antes. Sin embargo, la valla se cierra. Se completaba el cupo. Michael Jackson se abandona el escenario. No hay bis y todo queda como al principio, con la sensación de que allí tenía que haber pasado algo más. Bueno si, al final hubo un castillo de fuegios artificiales como cierre al concierto