Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

divendres, 19 de juny de 2009

Cap. 534: Baltazar Garzón "Un cule en la Justicia"

 Baltasar Garzón Real nació en Torres (Jaen) el 26 de octubre de 1955. Es un conocido magistrado, juez titular del Juzgado Central de Instrucción número 5. Estos juzgados investigan los delitos cuyo enjuiciamiento corresponde al Juzgado Central de lo Penal o a la Audiencia Nacional, tribunales españoles que enjuician en primera instancia los delitos con implicaciones en todo el territorio o de mayor gravedad.
Después de terminar el Bachillerato en el Instituto de Baeza en 1974, se licenció en Derecho por la Universidad de Sevilla en 1979. Antes de terminar sus estudios, desempeñó distintos trabajos como albañil, camarero, y ayudó a su padre en una gasolinera.
Aprobó las oposiciones para juez en 1981. Su primer destino fue Valverde del Camino (Huelva). Posteriormente, fue trasladado al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Villacerrillo (Jaén). En 1983 ascendió a magistardo, siendo destinado al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción n.º 3 de Almeria. En 1987 se le nombró inspector delegado para Andalucía del CGPJ (Consejo General del Poder Judicial), y en 1988 tomó posesión como magistrado del Juzgado de Instrucción n.º 5 de la Audiencia Nacional. También ha sido profesor de Derecho penal en la Universidad Complutense de Madrid.
Baltasar Garzón está casado y es padre de 3 hijos. Las dos hijas son del Barça y su hijo, supongo que por rebeldía o por nadar a contracorriente es del ¡¡¡MADRID!!! Antes de un Barça - Madrid, son de los que siguen el partido con atrezzo y decoración complementaria. Sacan las bufandas, camisetas y demás enseres respectivos. El papá Garzón y las hijas todo lo del Barça, y el hijo lo del Real Madrid. Ponen la televisión, quitan el volumen y siguen la transmisión por la radio. Y a partir de aquí empieza un trabajo de ánimo y sobre todo de concentración. Baltasar Garzón es de los que cree que el poder mental (al más puro estilo Anthony Blake) puede favorecer a su equipo. Para el juez es esencial que el Barça juegue divirtiéndose, porque si lo hacen con desgana él se aburre. Considera que equipo es sinónimo de conjunto y de buen funcionamiento, así que para conseguirlo cree que hay que sentir los colores y demostrar voluntad y entrega.