Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dimecres, 4 de febrer de 2009

Cap. 332: Más anacdotas de aquella final de Wembley

Joan Gaspart ,fiel a su espíritu nervioso y temperamental, no aguantó la presión. Y tras el descanso, el vicepresidente se encerró en el aseo del palco y, desde allí "siguió" el partido a través de los informes de un emisario que le mantenía al tanto de lo que ocurría en el mismo cesped de la "Catedral"
Algo similar haría Maria Lluisa Navarro la esposa del presidente, que en la prórroga se sentó en un pasillo vecino al palco, donde rezó por la buena fortuna del Barcelona. Visto el resultado, los ruegos de la "presidenta" dieron buenos frutos.
L’avi del Barça también fue a recibir a los azulgranas al aeropuerto. La Penya de Les Corts tiene o tenía un cabezudo que es la viva imagen del emblemático Avi del Barça y no podían dejar pasar la oportunidad de que fuera a recibir a los jugadores azulgranas
Las camisetas con el número 4 de Ronald Koeman fue sin dudas el souvenir más vendido en el aeropuerto. El segundo lugar lo ocuparía, un cassette con el himno del Barça. Curiosamente las fotos que "volaron" fueron las de Gillermo Amor, el gran ausente de la final de Wembley, por sanción
Las pancartas se dejaron ver a lo largo del recorrido azulgrana. "Aquest any si!!", "Sou els millors", "Koeman, t’estimo" fueron algunos de los slogans elegidos. Lo importante era dejar constancia del barcelonismo. Los menos originales, colgaban banderas en sus balcones y ventanas