Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

diumenge, 24 de juny de 2018

Cap. 4932: Jordi Vila, "muere" en el cesped de El Sardinero

El 25 de noviembre de 1951, debutaba en El Sardinero, Jordi Vila que marcaría uno de los tres goles blaugrana. El suyo era el que dictaba la sentencia del partido el 2-0, y para celebrarlo no se le ocurrió otra manera que tirarse en el suelo mirando hacia el cielo. La versión de Jordi Vila a esta anecdota es la siguiente:
- "Fue tal mi alegria al marcar el gol, pues llegó a diez minutos para el final, que lo celebré tumbándome mirando al cielo, con los brazos y las piernas completamente extendidos. Me embargaba una gran emoción… Al verme en tal postura, Kubala vino corriendo hacia mí gritando en italiano y gesticulando: '¡È morto, è morto!'."