Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dissabte, 17 d’octubre de 2015

Cap. 2236: "A la ville de... "

El 17 de octubre de 1986, no solo el Barcelona, sino tota la Ciutat Comtal vivia en vilo. El COI (Comité Olímpico Internacional), se reunia en Lausana, para designar la sede de la XXV Olimpiada en 1992. Fueron necesarias tres votaciones, cuando a las 13,28 de la mañana de ese día, la tensión se palpaba en el ambiente. Joan Antoni Samaranch, con parsimonia y solemnidad, abrió el sobre lacrado que contenía el nombre de la ciudad que organizaría los Juegos Olímpicos de 1992. Atrás quedaban dos tentativas fallidas: la de 1924 que se fue finalmente a París; la de 1936, que organizó Berlín. Los 85 miembros del Comité Olímpico alineados religiosamente en silencio detrás suyo, abrió el sobre... "a la ville de... Barcelone"
Si para Barcelona el reto, especialmente el urbanístico, estaba servido, para el Barça, igual. El club sabía que sus instalaciones, especialmente la joya de la corona, el Camp Nou, iba a ser pieza importante en un evento que se difundiría a todo el mundo y quería estar a la altura. Acogió seis partidos del torneo de fútbol, uno de la primera fase, dos de cuartos de final, una semifinal, el tercer y cuarto puesto y la final.