Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

martes, 15 de septiembre de 2015

Cap. 2083: El Caso Di Stefano, visto para sentencia

El 15 de septiembre de 1953, se daba por sentenciado el "Caso Di Stefano". El presidente del FC Barcelona, Enric Martí Carreto, y el del Real Madrid, Santiago Bernabéu, ante la presencia de un miembro de la FIFA, firmaron el documento que se entregó al general Moscardó, Delegado Nacional de Educación y Deportes, para su aprobación final. En uno de los puntos se especifica que el jugador Alfredo di Stéfano jugará una temporada en el Barça y otra en el Madrid, empezando por el conjunto blanco. Una decisión salomónica que no contentó a los representantes barcelonistas, que acabaron renunciando al jugador, una opción que, casualmente, también quedó contemplada en el documento. El motivo de esta deserción no fue otra que el hastío, la lucha infructuosa e inútil ante el poder.

La comisión que decidió este reparto alternativo del jugador la formaban:

Francisco Sancho Dávila (socio del Real Madrid), Manuel Valdés Larrañaga (vinculado al Plus Ultra, filial del Real Madrid), Benito Picó (socio del Real Madrid), Fernando Muñoz Lusarreta (secretario de la junta directiva del Real Madrid), Javier Barroso (presidente del Atletico de Madrid), Ramón Argüellas (socio del Real Madrid), Isidro Velázquez (socio fundador del Real Madrid), Pablo Hernández Coronado (ex presidente del Real Madrid), Alfonso Olaso (socio del Atletico de Madrid), Armando Muñoz Calero (expresidente de la Federación Centro de Fútbol), Félix Quesada (ex jugador del Real Madrid), Ricard Cabot (socio del Barcelona), Enrique Padrós (hijo del fundador del Real Madrid), Antonio Borrachero (fundador del Plus Ultra, filial del Real Madrid), Ursicino Álvarez Suárez (abogado del Real Madrid), Justo Pardiñas (socio del Real Madrid) y Andrés Ramírez (ex presidente de la Federación Centro de Fútbol).

Vamos que blanco y en botella, además como habían firmado en ese "pacto" se sabía que finalmente el club blaugrana renunciaria al jugador, por lo civil o por lo criminal estaba dictado que Di Stefano solo jugaría en un equipo en España
Según se recoge en el libro El cas Di Stéfano, de Xavier G. Luque y Jordi Finestres, pues hubo presiones al presidente Martí Carreto para que cediera los derechos del jugador al Madrid con una inequícova frase: "Martí, sea usted sensato, que tiene usted familia...". Asi se las gastaban en aquellos tiempos los asuntos deportivos de la época

No hay comentarios: