Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

viernes, 10 de julio de 2015

Cap. 2018: Dimite Enrique Piñeyro "Marques de la Mesa y Asta" (II)

Esta es la carta de dimisión de Enrique Piñeyro

"30 de Junio de 1942
Señor presidente de la Federación Catalana de Clubs de Fútbol.
Mi dist¡nguido amigo y respetado presidente:
Cuando hace más de dos años me fue conferido el honor de dirigir los destinos del Club de Futbol Barcelona me impuse la ardua tarea de que el mismo ocupara nuevamente el lugar que por su historia le correspondía en el seno de esa gran familia deportiva española, de que todos formamos parte. Procuré y creo que lo he conseguido con creces, que el más acendrado patriotismo presidiera todos los actos en que tomara parte del club, venciendo dificultades casi insuperables en el orden deportivo en el último torneo de liga nacional, por su clasificación mediocre, apelando al espiritu patriótico y de acendrado amor a la ciudad de Barcelona, cuyo nombre con orgullo ostentamos, hasta conseguir no un título cualquiera, sino el más preciado galardon, cual es la Copa de S.E el Generalisimo, trofeo que, emocionados, recibimos personalmente de las manos del Caudillo.
Cuenta hoy nuestro club con una masa importante de aficionados. Ha conseguido en esta temporada que acabamos de terminar. ocho títulos de Campeones de España. Solo la idea de cabellorisidad y deportivismo constituye nuestro anhelo, aún a despecho de algunos malos deportistas que pretendieron hacer de tan noble lucha medio para nefastas propagandas. El Club Fútbol Barcelona, de hoy en adelante, será un floron más añadir a a corona de los triunfos del deporte español, y sus colores honrosamente presentados en los campos de España contribuiran a demostrar hasta que punto la gloriosa gestra de nuestro invicto Caudillo Franco ha reincorporado al corazón de España el de tanto miles y miles de buenos españoles nacidos en Cataluña, que solo amor y admiración sienten por los destinos inmortales de nuestra amada patria
Si en los momentos dificiles a que antes he hecho referencia, cuando quienes habían de ser nuestros animadores en el terreno de juego se convertían en detractores, sin más motivos ni más fundamentos que la incompresión más absoluta para nuestros desvelos, no abandoné esta presidencia, lo hice por que estaba convencido de que cumpliamos fielmente con nuestro deber y que nuestros jugadores, superandose, nos darían la razon. Hoy todo ha pasado y su resumen ha quedado escrito con carácter indeleble en la memorable página escrita con nuestro último y rotundo triunfo en el campo de Chamartin
Por todo cuanto dejo expuesto creo, señor Presidente, que puedo considerar terminada mi sagrada labor en pro del deporte nacional y que, lo mismo yo que mis compañeros de Consejo, gracias a cuya competente labor y ayuda he logrado mis objetivos, somos acreedores al descanso y debemos ser sustituidos por quienes, con más competencia, aunque no mayor entusiasmo y patriotismo, puedan seguir las directrices por nosotros trazadas.
Con este motivo, como siempre, queda de usted atento amigo y s.s, q.e.s.m
Marques de la Mesa de Asta·"

El 10 de julio de 1942 se hacía cargo de la presidencia de forma interina Josep Antonio de Albert i Muntadas, al aceptar la FCF la dimisión del Presidente. Pero la FEF y los organismos "deportivos" centrales , revocan esta decisión personal y es "obligado" a ser nuevamente presidente el 13 de agosto de ese mismo año

No hay comentarios: