Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

divendres, 10 d’abril de 2015

Cap. 1659: Un gol por el "Fair Play"

En la final del torneo de alevines Vila de Peralada (2007) entre el alevín B del Barcelona y el Espanyol (2-1) deparaba una escena insólita que concitó el interés de las televisiones.
En el minuto 4 de partido un jugador blaugrana cae al suelo lesionado y los jugadores del Espanyoli echaron el balón fuera del campo para que el rival fuera atendido. El Barça sacó de banda y el balón fue a los pies de su delantero Mamadou, que se olvidó de corresponder al gesto de sus rivales y tras regatear a sus sorprendidos adversarios logró el primer gol del partido. Atónito, el entrenador del Barça, Albert Puig, reaccionó con toda celeridad y ordenó a sus jugadores que se dejasen empatar de inmediato. Le costó tres minutos hacer entender a sus jugadores que debían facilitar el gol al Espanyol. Los azulgrana miraban al banquillo intentando confirmar esa extraña orden que constituyó un ejemplo de 'fair play.
Finalmente el equipo blaugrana se impondría por 2-1 y curiosamente, ese gol que el Barça le facilitó al Espanyol fue el único que encajó en un torneo que ganó logrando 23.
En el fútbol base, formar es más importante que ganar. Y así lo entiende el FC Barcelona, que en un partido contra el alevín del espanyol, se dejó marcar un gol para compensar un gol irregular marcado anteriormente.

Gol por la Deportividad