Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dissabte, 17 de gener de 2015

Cap. 1465: Joan Coma, el otro presidente salvador

En la Asamblea de socios, del 20 de diciembre de 1931 Joan Coma i Sarrarols era elegido presidente del club, sorpendentemene, Joan Coma, no acudió a la Asamblea porque estaba enfermo, guardando cama en su domicilio. Ya había sido Presidente del club (esta vez interino) tras el escandalo de la pita a la "Marcha Real" acaecida en Les Corts, que motivo el cierre del estadi, casi la disolución del club y el destierro de Joan Gamper.
Los socios no olvidaban que Joan Coma, en 1925, había avalado junto a otros dos directivos, un préstamo de 100.000 pesetas de la Banca Jover para seguir manteniendo la entidad, pagando el sueldo de los jugadores y los recibos. Si en los tiempos críticos había estado a la altura, ahora parecía el candidato ideal. Pero esta vez vivió uno de los mandatos más complicados de la historia de la entidad. Coma tuvo que enfrentarse al problema económico derivado de la nueva política de aumento de las fichas de los integrantes del primer equipo. Al mismo tiempo, la proclamación de la II República tuvo como consecuencia un descenso notable del interés por el fútbol y por el Barça, lo que se tradujo en una pérdida de socios e ingresos económicos. Ante estas restricciones tuvo que dar de baja a hombres como libertad a hombres como Piera, Mas, Dos Santos, Gual y ¡¡Samitier!!
Este hecho, levantó muchas protestas, y Coma tuvo que explicar que la salida del club del "Home Llagosta" se debía a su edad y a su carácter indisciplinado. La indignación popular alcanzó el clímax cuando, al cabo de pocos días, "Sami' fichaba por el Real Madrid, al que hizo campeón de Liga en la temporada 1932/33".
La crisis deportiva y económica se acentuó todavía más en verano de 1933, después de finalizar la temporada con un déficit importante, para apaciguar los animos, el presidente forma una directiva de consenso, pero esta medida tampoco dio resultado. Dado que el número de socios cayó hasta los 8.000 y las gradas de Les Corts quedaron prácticamente vacías y que esta situación era realmente insostenible y, el 16 de julio de 1934, Coma dejaba el cargo.