Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

dijous, 16 d’octubre de 2014

La deuda de Madrid y Barça podría acarrear una sanción de la UEFA

Diario Gol

La UEFA, tras una reunión celebrada en Nyon el pasado lunes, ha manifestado la idea de incluir la acumulación de deuda en el reglamento del Fair Play Financiero. Según el diario As, si esta idea se hiciera efectiva, clubes como el Real Madrid, el Barcelona, el Atlético de Madrid y el Manchester United podrían ser sancionados. Gianni Infantino, admitió que la idea “está sobre la mesa”.
El Real Madrid, presente en dicho encuentro tiene una deuda de unos 600 millones de euros. Es el total de lo que debe el club a bancos, proveedores, o otros clubes. La de Barcelona y Manchester United supera los 500 millones. El Atlético de Madrid, además, tiene una elevada deuda con el fisco.
PSG y Manchester City, sancionados por no cumplir las reglas del Fair Play Financiero, fueron los que presentaron la queja en la reunión. Nasser Al Khelaifi (PSG), y Ferran Soriano (Manchester City), defendieron que la deuda de sus clubes es “cero”, y consideran que su modelo es sostenible. “Se trata de un sistema muy injusto”, defendieron ambos.
Sin embargo, Karl-Heinz Rummenigge, presidente de la Asociación de Clubes Europeos, opina que la clave es el equilibrio: que los clubes no gasten más de lo que ingresan. “La deuda de Madrid y Barça no es el problema”.

Evidentemente lo de las deudas es un grave problema, pero creo que el Madrid y el Barça estan al corriente con sus jugadores, que es en lo que se debería preocupar la UEFA. Si son deudas con bancos, esa deuda es irrisoria dado el capital que ambos equipos poseen en la venta del enorme patrimonio (jugadores, en terrenos, el valor del campo). No es lo mismo que el empresario del Cortes Ingles deba 500 millones, que el de Supermercados Garcia (por usar mi apellido, lo siento si existe) deba 8 millones de €. Hay muchos clubs en Europa y en la Champions posiblemente haya alguno, que si tienen deudas con sus jugadores y a esos clubs se debe perseguir... Creo que aunque es suizo, su apellido italiano, le hace tirar hacia ese bando y quiere quitar de enmedio a los máximos enemigos del Calcio, como dice Rummenigge, el equilibrio es la base, pero también el patrimonio de los clubs