Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

divendres, 14 de febrer de 2014

El ciclo del Barça no tiene fin

Sport

Acabados los cinco años en los que la presidencia de Joan Gaspart estuvo a punto de hacer desaparecer el club, Joan Laporta recogió las cenizas del Dream Team, aún humeantes, para volver a construir un equipo ganador. Y, desde entonces, el Barça sigue ahí arriba. Rijkaard, Pep Guardiola, Tito Vilanova y ahora Martino mantienen viva la llama de un equipo legendario.
No hay club en Europa que haya jugado más finales, ni que haya sumado más títulos, ni despertado más elogios por su fútbol a nivel mundial. El blaugrana manda. Sigue mandando. A nivel doméstico y a nivel internacional. Desde que Davids llegó para reforzar a nivel defensivo el centro del campo y Xavi dio unos pasos hacia adelante, el Barça encontró un equilibrio que, pasado por el colador de Guardiola, convirtió el fútbol de los blaugrana en arte. Un artefacto poderoso y estético a la vez. El Barça, con la de este año de Copa, habrá jugado trece finales en los últimos diez años, dos más de las que ha jugado el club que les sigue en esta clasificación, el Bayern de Múnich. La gran diferencia es que nueve de las trece finales blaugrana se reparten entre la Champions, el Mundial de Clubs y la Supercopa de Europa. En cambio, de las nueve finales disputadas por los bávaros, seis corresponden a la Copa de Alemania.
Al club en el que hoy entrena uno de los grandes artífices del Barça actual, Pep Guardiola, le sigue el Chelsea, al que la llegada de Roman Abramovich en junio de 2003 le dio el potencial económico para pelearse con los grandes de Europa. Desde entonces, con diez finales, es el tercero de la lista, aunque, como pasa con el Bayern, cuatro de ellas son de la FA Cup. El Manchester United, en los últimos diez años, ha jugado dos finales menos que su rival de Stamford Bridge. Dos equipos de la Liga aparecen en quinta posición y ninguno de ellos es el Real Madrid, un grande venido a menos al que solo le salva su historia y los millones de Florentino para seguir vendiendo humo. Los números no engañan. Atlético y Sevilla han jugado seis finales en los últimos diez años, tres más que los blancos, que debe compararse con otro histórico en horas bajas, el Milan. Y eso que el Milan ha jugado cuatro finales, una más. Entre ellas, dos han sido de la Champions, conquistando una de ellas, lo que les permitió disputar, al año siguiente, el Mundial de Clubs y la Supercopa de Europa. Dos competiciones que el Real Madrid no huele desde 2003, meses más tarde de conquistar su última Champions, la de Glasgow. La travesía en el desierto del eterno favorito al trono europeo no tiene fin. Cada año se engañan a sí mismos gracias a unos altavoces enormes que, eso sí, topan una y otra vez con la realidad. Y en el mundo real manda el Barça, que ha ganado nueve de las trece finales disputadas, lo que se traduce en nueve títulos (3 Champions, 2 Mundiales de Clubs, 2 Supercopas de Europa y 2 Copas del Rey).
La hegemonía blaugrana, sin embargo, va más allá de los números. El Barça no es solo grande, enorme, único por l as veces que ha levantado todos esos trofeos, sino por cómo lo ha hecho, con un fútbol solo comparable al de otros grandes conjuntos de la historia del fútbol. "Estos jugadores han jugado finales, finales y más finales y ahora estaban celebrando por todo lo alto llegar a una final. No se cansan nunca de jugar finales". Esta frase es la de un recién llegado que disfruta de lo que le ha tocado vivir, el Tata Martino, que lo tiene muy claro: "Yo lo único que debo hacer es acompañar en la gestión a estos jugadores". Que así sea.

 Me sorprende con que facilidad, algunos se llaman periodistas. Joan Gaspart nunca estuvo cinco años de predidente. Y es fácil de demostrar: gana las elecciones el 23 de julio de 2000 y dimite el 23 de febrero de 2003, no llega a los tres años. Supongamos que se cuenta hasta la llegada del nuevo presidente... Joan Laporta llega el 15 de junio de 2003. Entonces los años en blanco de Gaspart son tres no cinco. Ya sabemos que fue sin lugar a dudas el peor presidente de la entidad, pero tampoco le culpemos del asesinato de Kennedy. Posiblemente desde la llegada de Laporta, se esten viviendo las mejores décadas del FC Barcelona que ha conseguido ganar más títulos en estos años que en la mayoría de las anteriores décadas desde su fundación... Felidades FC Barcelona y a seguir asi