Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

diumenge, 13 de març de 2011

Relato de un Extraterrestre

Relato de un Extraterrestre V

La sala va oscurecieno lentamente. Comienzo a sentir un ligero hormigueo en mi cabeza, mis ojos se cierran pesadamente contra mi voluntad, apenas veo las figuras que me rodean. Ahora percibo un leve mareo, es como si estuviese fuera de la atmosfera de la tierra, parece que todo flota a mi alrededor, el cielo se llena de negras nubes, cada siento menos mi cuerpo. Intento mover los dedos de las manos, estos parece que aún obedecen mis impulsos, y esto me tranquiliza un poco. Mi ritmo cardiaco disminuye y una sensación de vacío se apodera de mí.
    Ahora mis recuerdos pasan frente a mí, las imágenes de cuando vivia a un en Gildor, de mi familia, de mis amigos se suceden una tras otra a gran velocidad, mis vivencias hacen acto de presencia, no se por que todos me saludan sin saber por qué... ¿es esto la muerte? ¿Aún me pregunto por que fui elegido para esta misión?
La oscuridad invade mi mente, estoy inmerso en un mundo de paz, de tranquilidad. Tengo una sensación agradable pero no sabría describirla con exactitud. Nunca había sido preparado para ser objeto de esta operación de transmisión, y sé que ahora tendre integrada una cápsula cerebral, que me transmitira datos y emociones de mi antiguo cerebro. Y además, lo maravilloso de este ingenio, es que con el podre razonar, percibir y aprender todos los conocimientos de la humanidad hasta este día, de esta manera mi integración podra ser inmediata.
    Sigo sumido en la total oscuridad, pero ahora recibo una información externa que me facilita
Tittë Pityem, no la oigo ni la leo, simplemente la percibo a traves de mi oido:
- "La transmisión ha sido un éxito, ahora vamos a activar el sistema nervioso"
¡Parece como si sufriera una descarga de un rayo en milésimas de segundo!. Poco a poco voy recuperando mis sentidos, aunque todo parece diferente. No noto mi respiración ni el latido de mi corazón. No lo puedo sentir, lo sé, en realidad parece que "cuerpo" no me pertenece. Es tan difícil describir estas sensaciones, pero me encuentro relativamente tranquilo y seguro. Oigo la voz de
Tittë Pityem, que me dice:
- "Ahora abre y cierra los ojos, lentamente... Poco a poco la información implantada pasara a tu cerebro, evolucionaras a un estado superior"
    Poco a poco voyu abriendo los ojos, puedo ver a
Tittë Pityem frente a mí, sonriendome de nuevo y preguntándome como me siento.
- "Bien, es muy extraño, pero, francamente bien", le respondo.

Cap comentari: