Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

diumenge, 16 de febrer de 2020

Cap. 6973: Carta de Sandro Rosell a Pep Guardiola

Con motivo de la Medalla de Oro del Parlament de Catalunya que recibía Pep Guardiola, el Presidente Sandro Rosell le dedicaba unas palabras al entrenador blaugrana:
"Ser profeta en tu tierra no está al alcance de cualquiera. Ser amado, reconocido, admirado y respetado como lo es Josep Guardiola en su casa y todo el mundo es un privilegio que sólo está reservado a los elegidos. La Medalla de oro del Parlament es un reconocimiento que, a buen seguro, le llena de orgullo, un sentimiento que comparten sus padres, Dolors y Valentí, y toda su familia, pero también todos los barcelonistas, los millones de catalanes y todos los que consideran el deporte como una herramienta extraordinaria de transmisión de valores. Unos valores que Pep representa como nadie, dentro y fuera de los terrenos de juego. Unos valores que el FC Barcelona hace suyos y que nuestro país ha sabido convertir en un activo y un ejemplo para todos. Josep Guardiola es un modelo de comportamiento, un espejo en el que se reflejan los deportistas, los entrenadores, los empresarios, los políticos, los educadores, los directivos y cualquier persona que, como él, asume su responsabilidad con principios, honestidad y pasión, sobre todo mucha pasión. Guardiola personaliza la esencia del Barça. Es el niño que se ha formado en La Masia, el joven de la cantera que llega al primer equipo y acaba luciendo el brazalete de capitán, y el técnico de la casa que dirige al mejor Barça de la historia
Es la persona que ha liderado la construcción de un equipo que nos llena a todos de felicidad. Su compromiso y su fidelidad al Club y a Catalunya le han convertido en un barcelonista y un catalán universal. Él contribuye a la proyección del Barça y del país, consciente de la gran responsabilidad que esto conlleva. para nuestra Junta directiva, pep es mucho más que el mejor entrenador que se ha sentado nunca en el banquillo del FC Barcelona. es el garante de una filosofía de trabajo única. Como presidente del Club de su vida, sólo le puedo agradecer todo lo que nos da y expresar nuestro deseo y el de todos los culés: Pep, ojalá, que por muchos años sigas escuchando a tu corazón"