Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

diumenge, 8 de novembre de 2009

El "misticismo" de los dorsales (III)

El 12. El número 12, metafóricamente hablando es el de la afición. Equipos como el Feyenoord, Norwich City, Portsmouth o Stockport County lo tienen guardado con esa intención. Sin embargo, sobretodo debido a las normas de la Federación que rija la competición o gustos de jugadores, es un dorsal como cualquier otro. En el primer aspecto, el 12 ha sustituido, en muchas ocasiones, al 13 como dorsal de uno de los porteros. Un ejemplo lo podemos encontrar en el Mundial de EEUU del 94, el portero titular de Italia iba a ser Peruzzi, con el 1, pero una lesión hizo que ese puesto lo ocupara Pagliuca, con el 12. En cuanto a lo segundo, en mi mente hay dos enigmáticos: Sergi Barjuán y Henry con Francia. Oliveira lo lleva también el Zaragoza. El 13. Que decir de este número. Es practicamente el dorsal que nadie quiere. Es el número de la mala suerte para los supersticiosos. Dorsal eterno del segundo portero. Ha sido más usual verlo en el portero titular cuando, a mitad de temporada, el suplente lo ha desbancado. Cañizares lo llevó en el Madrid mucho tiempo, cuando estuvo a la sombra de Buyo e Illgner, en el Barça Jose Manuel Pinto lo luce, siendo el nº 1 Valdes Sin embargo ya es algo normal que un portero escoja casi cualquier dorsal. Esto lo vivió Andrés Iniesta en el Mundial 2006 de Alemania, cuando el propio Cañizares escogió el 19 y Reina el 23. El de Fuentealbilla tuvo que escoger el 13. Para algunos jugadores, normalmente con mucha personalidad, es su dorsal a elegir siempre, como símbolo de confianza en sí mismo o contra-superstición. Ellos son o han sido Ballack, Gallas en el Chelsea (antes que el alemán), Taribo West y Ze Elías en el Inter (hoy lo lleva Maicon), Ba cuando jugó en el Milan (camiseta de la que ahora es dueño Nesta). Otro caso es Hleb en el Arsenal. También me suena, en alguna ocasión haber visto al francés Wiltford. Carlos Roa, en el Mallorca, lo llevaba, aunque no era el 13, sino el 1.3, por una superstición religiosa de ‘el Lechuga’. La zamarra del 13 también está retirada en los equipos ingleses del Gillingham y Reading, en honor a la afición. Gerd "Torpedo Muller" era otro de esos jugadores que les gustaba lucir ese dorsal, el tambien delantero Washington Sebastian "El Loco" Abreu El 14. Si hablamos de Argentina o Brasil tendriamos al 10, pero en Holanda el número mágico es el 14. Era el dorsal del inigulable Johan Cruyff. Nunca, ningún jugador y un dorsal han estado tan relacionados como Cruyff y el 14. En el Ajax, su camiseta con el 14 fue retirada, habiendo sido Roger García Junyet, el último que la ha llevado. Su hijo Jordi Cruyff también la llevó. Henry, en Arsenal y en el Barça, la ha llevado. Weah también llevó el 14 al principio, en el Milan, el inglés Le Saux fue otro gran exponente, Vieira lo llevó en el Inter. También es el número que identifica a varios españoles como al madridista Guti, el valencianista Vicente o Xabi Alonso en el Liverpool. Y por supuesto, acabamos con Didier Deschamps. Aunque en el Barça, ese 14 al tener un gran peso especifico ha perjudicado más al jugador que beneficiarle y algunos años, los jugadores no han querido llevarlo El 15. Era el dorsal del desafortunado Antonio Puerta en su único partido con la Selección. Sergio Ramos, como homenaje, lo ha adoptado como suyo. Otros ejemplos, aunque a menor nivel que los citados en demás dorsales, serían el nigeriano Oliseh en el Ajax o el italiano Conte, en la Juventus y en la Selección italiana y que decir de Keita en el Barça Cesc Fábregas o Morientes comenzaron con él, en Arsenal y Madrid respectivamente. El 16. También hay que remitirse a Antonio Puerta, pero esta vez en el Sevilla, en el club sevillano nadie luciria el 16 más, pero ante la prohibición de la RFEF, son dos canteranos los que lo han lucido: Prieto (en la pasada campaña) y Capel (en la actual). Es otro dorsal que los porteros, sobretodo franceses, nos han acostumbrado a ver en sus espaldas. Barthez es el máximo exponente. Kalac, en el Milan. El 17. Número que en mi recuerdo se atribuiría a un jugador de banda izquierda. Tales como Ziege o Jarni. Sin embargo es un número ‘aposicional’, Van Nistelrooy lo lleva en al Madrid. Raúl comenzó con ese número, hasta que, tras la retirada de Butragueño, quedó libre el 7. En esta práctica, muy usual, también se encontró Cristano Ronaldo en Portugal, al ser el 7 propiedad de Figo. Uno que lo coge, siempre, es Joaquín, en el Betis, Valencia y Selección. En el Lens y Olympique de Lyon la camiseta con el 17 está retirada, en honor al fallecimiento de Marc-Vivien Foé. El 18. Para este número hablaremos de una anecdota. Cuando Zamorano firmó por el Inter, el 9 estaba en posesión de Ronaldo. Iván, como 9 puro se las ideó para ser el 9 de otra manera. El ex-madridista pidió el 18, con la diferencia de que, entre los dos números había un símbolo +. El chileno no era el 18, era el 1+8. También es usual, cuando el 8 esta ocupado, escogerlo. Algunos españoles, “típicos 18”, son Víctor Sánchez del Amo o Gabri. En otras ligas han habido eternos 18. Paul Scholes, del Manchester y Pavel Nedved, de la Juventus. Acabo con uno de los más grandes: Gabriel Omar Batistuta, 'Batigol' tuvo que llevar el 18 cuando llegó a Roma, el 9 tenía dueño: Vincenzo Montella. El 19. Otro ejemplo de elección por estar ocupado el número de verdad, en este caso, el 9. Kluivert lo hizo cuando llegó al Barça y el 9 era de Sonny Anderson. El 19 fue el primer número del azulgrana Messi, cuando se quedo como componente de la primera plantilla. Aunque para mí el 19 por excelencia es un jerezano de nombre Francisco Narváez, y de alias `Kiko` Fernando Sanz, en toda su carrera en el Málaga, es otro gran exponente. Otro ejemplo sería Cañizares, que escogió el 19 en el pasado Mundial 2006, como comentamos antes. En el Barça de la actual temporada es el lateral izquierdo suplente Maxwell quien lo lleva, se podría decir que hace daño a la vista El 20. Y seguimos con los números que por despecho u obligación al no estra libre su número lo escogen como segunda elección. Deco lo lleva por estar el 10 ocupado, en el Barça por Ronaldinho, y en Portugal, hasta hace poco, por Rui Costa. Del Piero en Italia igual. En general ha habido y hay grandes dieces, que por jerarquía han tenido que optar por el 20 en algún momento. Tengo que nombrar también al triunfador del Mundial de España 82, Paolo Rossi, que lo lució en aquella cita. Sin embargo, dos de los máximos exponentes del número 20 son Oliver Bierhöff y Solskjaer. El año pasado lo lució Dani Alves al tener el 2 cogido por Cáceres. El 21. Muchas veces lo ha llevado los jugadores con más garra, lucha y entrega. Luis Enrique es para mi un ejemplo y de como lo idolatraba la afición culé. Otro ídolo de la afición, Zidane, lo llevaba en la Juventus. Andrea Pirlo lo luce en el Milan y en la Selección. Iván Helguera es otro que solía coger el 21, aunque después demostró, al coger el 6 en el Madrid, que lo hacía por `despecho`. Los canarios, Silva del Valencia y Valerón del Deportivo, Thuram (en Parma, Juventus y Barça) o el portugués Nuno Gomes también hacen acopio de su amor al 21. Este año Dimitir Txygrynskiy lleva el dorsal 21, en su primera temporada como azulgrana El 22. Era el número de Kaká, en el Milan. Karembeu lo llevó también en varias ocasiones. Ribéry lo lució en su estreno en una gran competición, el Mundial 2006 de Alemania, en el que nos marcó un golazo que hizo mucho daño. Al atlético Pablo Ibáñez lo identifica también. Y de nuestro lateral izquierdo titular: Enric Abidal El 23. La influencia de Michael Jordan es alargada. Muchos empezarían claramente por otro jugador, pero yo lo hare con Iván de la Peña. El ‘Pequeño Buda’ llevó el 23 en su primera etapa en el Barça, en aquella en la que hacía pases increíbles. En el Espanyol no lo puede lucir, al llegar al club perico se encontró con otro enamorado del 23: Raúl Tamudo. Munitis también lo solía escoger, hasta que, en su vuelta al Racing, quedó libre el 10. En general el número 23 suele corresponder, al menos por mi experiencia, a un 10. Un gran 23 es “La Brujita” Verón, o el ídolo malaguista, y ex-madridista Sandro. Otros dos que son seguidores del 23 los encontramos en Italia. En el Inter y en la azurra el 23 es propiedad de un central: Materazzi; y en el Milan de un medio defensivo: Ambrosini El siguiente caso es David Beckham, cuando el inglés llegó al Madrid, el 7 era de Raúl. Después de un debate en el mundo del fútbol acerca de que dorsal escogería, David eligió el 23, basándose en una historia de que sumando las letras de su nombre y el de su esposa sumaban 23 El 24. Y ya llegamos a los dos finales, hablemos del 24. Este es un número que ha llevado Kanu, o Iniesta y Puyol en sus comienzos. Simao en el Atlético o Pablo Hernández en el Getafe lo poseido. Y como no nuestro Yaya Toure, un jugador polivalente que puede jugar de mediocentro o de interior El 25. Se suele asociar al número del tercer portero, o el suplente cuando no quiere portar el 13. Aunque como hemos comentado en varias ocasiones, los porteros llevan ya cualquiera. Adebayor es su máximo exponente hoy. Anteriormente me quedo, sin duda alguna, con la clase: con el italiano Gianfranco Zola. Albert Jorquera lo lució mientras perteneció al club azulgrana o Reina en el Liverpool o en el Villarreal

El "misticismo" de los dorsales (II)

El 1. Dorsal por excelencia del portero. Si bien antes el titular siempre lo portaba, hoy día hay muchos que usan el 13. También ha habido algunos jugadores de campo que lo han llevado. El año pasado, Kafes en el Olympiakos, lo llevaba en la Champions. Entrar en referencias de jugadores enigmáticos sería entrar en valoraciones, y no es el caso. Pero a día de hoy podríamos nombrar a Valdes, Casillas, Reina o el eterno Van der Sar. El 2. es el lateral o carrilero derecho. Al más puro estilo Cafú, Ferrer, Alves, Chendo. Aunque podemos encontrar algún caso de central, algo inusual, como era el de Bergomi, del Inter, cuya camiseta ha sido retirada y ya nadie luce ni lucirá el 2 nerazzurro. En cierto modo, el 2, hoy es número algo marginado, es usual verlo libre al final de temporada, y en el nuevo plazo de fichajes, ver como un delantero o medio, no tiene mas remedio que acogerlo. Este fue el caso, por ejemplo, del noruego Rushfeldt, cuando en la 00/01, llegó al Racing de Santander El 3. a diferencia de hace años ahora se piensa inmediatamente en un lateral zurdo. Aunque, como en todos los "números defensivos", también lo han llevado centrales. El primer 3 que se me viene a la mente es Roberto Carlos, por supuesto, Paolo Maldini, primero lateral y después central. Este será otro dorsal que se retirará, el 3 no tendrá dueño. Habiendo pasado por Cesare y Paolo, ese dorsal quedará reservado para los hijos de Paolo, si llegan a la élite milanista. Otros centrales de hoy que lo llevan son Piqué, Pepe, o Lucio. Algún medio como Motta lo ha llevado en el Calcio. Migueli posiblemente sea el nº 3 por excelencia del FC Barcelona en toda su historia El 4. Este número es uno de los que mas historias lleva relacionadas. Es un número de central o mediocentro defensivo. En el Barcelona se asocia a Guardiola y a su estilo de juego y posición. Aunque también lo lució Koeman, el típico 4 barcelonista es el medio organizador. Al puro estilo Cesc Fábregas, que también lo luce en el Arsenal. Y en cuanto al ejemplo “disparatado”, lo encontramos en Nwankwo Kanu, que, en la selección nigeriana y en el Inter, lo llevaba. En cuanto a defensas que también empezaron de mediocampistas, quien no recuerda a Fernando Hierro, el 4 del Madrid y de España. También durante algunos años un "4" recorrió la banda izquierda en el FC Barcelona y era Julio Alberto El 5. Nunca hubo un ejemplo más claro de dorsal de central, y normalmente de un defensa bastante duro. Los mejores ejemplos en España los podemos encontrar representados por Sanchís, Abelardo, Puyol, Juanma López. Internacionalmente Costacurta o después Cannavaro. Sin embargo el 5 lo hemos podido ver, últimamente, en otras posiciones. Redondo lo portaba en el Tenerife y en la albiceleste, pero cuando llegó al Madrid era propiedad de Sanchís y se quedó con el 6. Más tarde llegó al Madrid "un tal" Zinedine Zidane, que asombró al mundo entero escogiendo el 5. Al principio, la verdad, dolía verlo con ese número. Pero su grandeza nos hizo acostumbrarnos. Otro ejemplo parecido fue Diego Forlán cuando llegó al Villarreal. Su racha anotadora con el 5 le hizo no querer cambiarse. O en su día un centrocampista como Victor Muñoz El 6. Otro dorsal típico de central o medicentro. Como defensas destacaría, sin duda, a Franco Baresi, Tony Adams o Roberto Carlos con Brasil, y, por supuesto, al gran Franz Beckenbauer. Otros jugadores que hicieron grande ese 6 son Bakero, Mauro Silva o actualmente Xavi. Con este dorsal, el 6, encontramos a un delantero, Youri Djorkaeff. Quien no recuerda a "Talin" Alexanko con el 6 y de libero en el Barça de la década de los 80 El 7. Auténtico extremo, aunque ya también anda y ha andado por ahí algún mediocentro y ha habido delanteros míticos. Se me agrupan demasiados nombres en la cabeza, así que los iré soltando, como me vengan. En la actualidad tenemos que empezar por Raúl, que porta la camiseta más importante, históricamente, para el Madrid. No es cualquier cosa que antes la lucieran Butragueño o Juan Gómez “Juanito”. Podemos mirar también a Luis Figo o Rexach en el Barça. A día de hoy, en España, Villa es el exponente de delantero que juega con el 7 En la Premier hay que irse, obligatoriamente, al Manchester, con Cristiano Ronaldo, Beckham y al gran Eric Cantona. No se me puede olvidar tampoco a Le Tissier y el ídolo de Liverpool: Kevin Keegan. Y si lo pienso más, seguro que no acabo, pero nombraré por último a Garrincha o Ginola El 8. Si el 7 es el derecho, el 8 suele ser el de la otra banda. Aquí se me vienen muchos a la pensamiento. Pero en realidad, el más grande, en mi memoria es uno: Hristo Stoichkov. (con permiso de Kubala, Desailly, Michel, Lampard... En el Barça podemos ver al crack Iniesta El 9. Delantero centro por excelencia. Ha habido muchos, a cuál mejor, pero cito unos cuantos que me hacen crearme la idea en la cabeza de 9 auténtico. Di Estéfano, Santillana, Kempes, Ronaldo, Quini, Kluivert, Batistuta, Zamorano, Hugo Sánchez, Weah, Inzaghi, Eto'o, Paolo Rossi y en general casi todos los delanteros centro de la historia de la selección italiana. Hoy, me quedo con Zlatan Ibrahimovic. Ejemplo extravagante fue el central del Racing, Merino, que lució el 9 una temporada. El 10. El dorsal de los cracks, el dorsal que marca a quien lo posee. Una camiseta que no está al alcance de cualquiera, y, que en determinados equipos, es un todo un mito que envuelve a un jugador. Sin duda, el que lleve el 10 es el que más calidad o más peso tenga en el equipo. Se relaciona con el clásico mediapunta o mediocentro ofensivo. Empecemos con Diego Armando Maradona. La camiseta de Argentina con el 10 puede ser la más pesada del mundo. La intentaron retirar pero la FIFA no lo permitió, en amistosos nadie la viste como homenaje al Diego. Al contrario que en el Nápoles, dónde quedó retirada por no ser representada por nadie, se queda como la del Pelusa. Hoy parece que la albiceleste, la heredara otro jugador que va para mito Lionel Messi. También Puskas, en el Honved húngaro tuvo ese honor, quedando la elástica del 10 retirada. Algo parecido intentó el Oviedo, después de fallecer Petr Dubovsky, retiraron el 10 ovetense, pero la LFP solo les dejó hacerlo un año. Igual mito que Maradona en Argentina, tiene el 10 de Brasil, el 10 de Pelé. Pero la han llevado otros que fueron dignos poseedores: Raí, Rivaldo o Ronaldinho. Otro clásico sería el 10 de Italia, con Roberto Baggio como máximo exponente, y cuyo último poseedor es Francesco Totti, que se lo arrebató a Del Piero. Hablar del 10 en Alemania es hablar de Lothar Matthäus, el jefe del mediocampo, y luego de la defensa, de los teutones. En Holanda es pensar en Ruud Gullit primero, y en Bergkamp después. Y por último no me quería dejar, en Dinamarca, a Michael Laudrup y en Portugal a Eusebio o Rui Costa. O Hagi en Rumanía… me va viniendo y son muchos…Francescoli, Valderrama… Ya paro, de verdad…. Lo que si es una ofensa a la vista es haber visto a Gallas con el 10 en el Arsenal. El 11. Usualmente se trata de un jugador de banda, o un segundo punta, siendo más usual esto último, como acompañante del 9. Hay muchos 11 memorables, como Paco Gento o incluso en Brasil Romario. Van Basten también lo lució, aunque, personalmente, lo asocio mas al 12. Mágico González, Giggs, Txiki Begiristain, Bojan...

El "misticismo" de los dorsales (I)

Los dorsales, en teoría, son para poder distinguir a los jugadores o para poder seguir a tu ídolo, o para que el árbitro los indetifique y sepa quien lleva una tarjeta o alguna advertencia o las sustituciones y todas esas cosas que hacen los árbitros. Hace un tiempo, los 11 que partían del inicio del encuentro lucían del 1 al 11. Esto hizo que, cada dorsal, mas o menos, fuera identificado con una posición concreta o, al menos, general (defensa, medio o delantero). Sin embargo, esa forma de enumerar ha caido en el olvido. Al principio de temporada o gran torneo, cada jugador elegía un número y es suyo, toda la temporada. Por unas razones u otras, los números tienen un significado especial en el fútbol. Hay números que no se entenderían sin el jugador que los ha lucido. Analicémoslos uno a uno explicando que tienen de emblemático. Según la edad, procedencia o equipo se tendrá una visión y aunque hay impresiones universales acerca de los dorsales, y, previendo que seguro que me dejo alguno, o muchos, aquí van los míos: Primero hablare de como se numeraba cuando era crio y más o menos era así: 1 . Portero 2 . Lateral derecho 3 . Central 4 . Lateral izquierdo 5 . Libero 6 . Centrocampista defensivo 7 . Extremo derecho 8 . Interior o Volante derecho 9 . Delantero Centro 10. Interior o Volante Izquierdo 11. Extremo izquierdo También es verdad que aunque solo se jugaba con dorsales del 1 al 11, la mayoría tenían un fijo siendo títular, evidentemente siempre que jugase en esa posición que marcaba esa numeración. Solo en los Mundiales, Eurocopas o Copas Americas se numeraban a los jugadores del 1 al 21 que eran los que iban antes Pero los tiempos cambían y ahora a comienzos de una temporada se reparten los dorsales, teniendo un grado importante la veteranía para quedarse un número o para heredarlo. Claro que ahora ya no se valora tanto el dorsal con su posición en el campo y aunque con muchas variantes os dare una relación de puestos y dorsales... (post en gran parte de Jose A. Gavilan)