Cathonys

Cathonys
Mushofutbol

domingo, 6 de enero de 2019

Cap. 5435: Carles Rexach i Cerdà

Nacio en Barcelona, el 13 de enero de 1947. Es una de las figuras más carismáticas y reconocidas del FC Barcelona, como jugador de los equipos de la cantera, 17 como jugador del primer equipo y 22 como miembro del cuerpo técnico. Fue el segundo entrenador y ayudante de Johan Cruyff durante los ocho años, entre 1988-1996, en que el holandés dirigió al equipo. Posteriormente llegó a ser entrenador del primer equipo en la temporada 2001/02. En 1997 fue, durante una temporada, entrenador del Yokohama Flugels, un equipo de la primera división japonesa.
Debutó en el primer equipo del FC Barcelona de la mano del entrenador blaugrana Salvador Artigas. Fue el 25 de abril de 1965, con 18 años de edad, y con motivo de un partido de Copa de España en El Sardinero (Santander), ante el Real Racing Club. El Barcelona ganó por un contundente 0-4, y Carles Rexach anotó el cuarto gol del equipo, y primero de su carrera profesional. Entre 1965 y 1966, Rexach jugó algunos partidos con el primer equipo, aunque participaba más en los encuentros del CF Condal, nombre que entonces recibía el conjunto filial del FC Barcelona.
Su debut en la liga se produjo el 10 de septiembre de 1967, con 20 años de edad, en la primera jornada de la temporada 1967/68. El partido tuvo lugar en Zaragoza, y el Real Zaragoza derrotó al Barcelona por tres a dos. Carles Rexach marcó el primer gol del partido, a los diez minutos de partido. 
Rexach enseguida se ganó la titularidad desde el primer día. Aquella temporada 1967/68 jugó 22 de los 30 partidos, todos enteros, marcó un total de seis goles, y se convirtió en una de las revelaciones del campeonato.
Jugaba de extremo derecho, y poseía una excelente clase. Rápido, excelente centrador, y buen chutador (especialmente de faltas y penaltis) fue considerado uno de los mejores extremos de Europa de su época. Su figura, sin embargo, siempre creó división de opiniones en la afición culé. Si bien era valorado por su clase, y protegido por ser un chico catalán de la cantera barcelonista, siempre se le criticó su irregularidad y su falta de combatividad.
Durante sus 16 temporadas en el primer equipo fue siempre titular, excepto en la última temporada en que, a causa de su edad, tan sólo participó en ocho partidos de liga. Todo ello le permitió haber pasado a la historia como uno de los jugadores que más partidos oficiales había jugado en el FC Barcelona, con un total de 452.
Consiguió el "Trofeo Pichichi" como máximo goleador de la Liga en la temporada 1970/71, al marcar 17 goles en 29 partidos. Fue su mejor registro goleador como jugador, pasó a la historia como el sexto máximo goleador de la historia del FC Barcelona, con 122 goles en partidos oficiales, en la fecha de sus retiro.
A pesar de su longevidad como jugador blaugrana, sólo logró una liga: la de la temporada 1973/74, junto a Johan Cruyff, Hugo Sotil, Asensi, Marcial...
Posteriormente participó activamente en el triunfo del FC Barcelona en la Recopa de Europa. Fue uno de los grandes protagonistas de final disputada en Basilea (Suiza) en 1979, y en la que el Barcelona derrotó en la prórroga al conjunto alemán del Fortuna del Düsseldorf por 4-3. Primero, Rexach falló un penalti. Posteriormente se resarció marcando un gol.
El título que más veces conquistó fue la Copa de España, que ganó en cuatro ocasiones. En la final de Copa de 1978, en la que el Barcelona derrotó a la UD Las Palmas por 3 a 1, Rexach fue autor de dos goles, y considerado mejor jugador del partido.
Carles Rexach se retiró del FC Barcelona, y como jugador en activo, en 1981, a la edad de 34 años. El FC Barcelona le organizó un partido de homenaje por todo lo alto, el 1 de septiembre de 1981 frente a la selección argentina vigente campeona del mundo del momento, que vino a Barcelona, y llenó el Camp Nou, con todas sus estrellas, incluido un joven llamado Diego Armando Maradona. El FC Barcelona venció por 1-0, con gol del danés Allan Simonsen que, precisamente, llegó al Barcelona a ocupar la plaza de extremo que dejaba libre Rexach.



No hay comentarios: